El resultado es confianza en una industria que produce el algodón preferido por el mundo.

Las 18.000 fincas que cultivan y procesan algodón en Estados Unidos  han incorporado cada vez más prácticas sostenibles con resultados sobresalientes: la eficiencia en el uso del agua ha mejorado un 82% en los últimos 35 años, se ha bajado en 30% la emisión de gases de efecto invernadero y se logró un consumo de 38% menos en energía.

Sumado a esto, dos tercios de las tierras algodoneras del país utilizan nada más agua de lluvia.

Las herramientas tecnológicas son fundamentales para conseguir las metas ambientales. Por ejemplo, los vehículos aéreos no tripulados (conocidos como VANT) dan la posibilidad de mapear terrenos y saber con exactitud dónde hacen falta recursos y, gracias a los sistemas de riego controlados por computadora, los agricultores pueden aplicar las dosis justas de agua.

Es posible hacer lo mismo con los productos para proteger los sembradíos.

Prácticas así importan cada vez más a los consumidores de todo el mundo, quienes exigen a las industrias acciones claras y decisivas para la protección de la Tierra.

En este sentido, los algodoneros de Estados Unidos crearon el US Cotton Trust Protocol, un documento que rige sus actividades y tiene entre sus objetivos asegurar una producción prácticamente libre de contaminación.

Para garantizar su cumplimiento se cuenta con verificaciones de terceras personas sin relación con la industria.

En ninguna otra parte quienes producen algodón siguen normas tan rigurosas.

Las empresas licenciatarias de COTTON USA van en la misma dirección cuando se trata de resguardar el planeta, como es el caso de Grupo Karims.

Grupo Karims es una las empresas textiles más importantes de Centroamérica y el Caribe, habiéndose diversificado a la región hace más de 20 años tras una distintiva historia de manufactura en Pakistán.

Grupo Karims se enorgullece de ser una empresa distinguida con una integración vertical, convirtiéndose en un referente regional para el suministro de fibra, hilazas, textiles y prendas de paquete completo.  La visión con la que fue constituida ha creado una empresa altamente innovadora, confiando en equipos de última generación.

Es de esta manera, que la empresa se compromete con la responsabilidad ambiental, trabajando de manera correcta y proactiva hacia un mundo mejor a través de la responsabilidad social, tanto para su actividad como para las comunidades en las que se trabaja o invierte. Grupo Karims mantiene operaciones de OEKOTEX en cada instalación textil, ofreciendo así una certificación global de pruebas y procesos que garantiza la seguridad del consumidor.

La inversión sustancial en tecnología en operaciones de hilaza en Honduras y Nicaragua permite a la empresa procesar fibras sostenibles, como es el caso del algodón reciclado.

La empresa también ofrece algodón pima para apoyar el suministro sostenible. La inversión en más de 10.000 paneles solares para suministrar energía para Honduras Spinning Mill es un testimonio de compromiso que la compañía tiene con el medio ambiente. 

Grupo Karims es una corporación socialmente responsable que promueve, con la ayuda de socios y colaboradores estratégicos, la educación pública e instalaciones de atención de la salud a través de la fundación “Fundación Grupo Karims”.

Grupo Karims, un objetivo, siempre superando expectativas.