EFE.- El Gobierno de EE.UU. presentó este martes cargos contra dos “hackers” chinos por intentar robar datos a empresas de varios países que trabajaban en una vacuna contra la COVID-19.

En una rueda de prensa, el responsable de Seguridad Nacional del Departamento de Justicia, John Demers, aseguró que los ataques informáticos se dirigieron contra compañías localizadas en España, Australia, Lituania y Corea del Sur, entre otras naciones.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica