Por Paula Maria Ozaeta

De un proyecto universitario, Shick Café se convirtió en un coffe shop donde ofrecen café y antojitos típicos. Poco a poco fueron extendiendo el menú, agregando costillas, lasañas, lomo horneado y pollo rostizado.

Su primer local lo abrieron en las instalaciones de un call center, donde ofrecían, además de refacciones, almuerzos diarios que con el tiempo empezaron a repartir a otras empresas.

Hace 3 meses, con la llegada del nuevo coronavirus al país, el concepto tuvo que cambiar de rumbo. Muchos de sus clientes cerraron sus empresas y ellos tuvieron que pasar a ser un restaurante solo de servicio a domicilio que se llama shick a tu casa.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica.

“Hicimos el experimento de poderlo llevar a la casa de los consumidores y poder trasladar esa confianza en calidad, lo que hemos ganado con nuestros clientes en las empresas y poder llevar ese servicio también a los hogares” dijo José Eduardo Salazar, gerente de Shick Café.

Vender comida congelada está en sus planes

La logística no fue un problema, pues el servicio a domicilio ya era parte de su negocio. Fue por eso que decidieron incursionar en otras áreas como los almuerzos diarios a domicilio, la creación de comida preparada congelada y una aplicación móvil.

“Nosotros esperamos a finales de agosto tener ya la plataforma en la cual tenemos contemplado no solo el tema de alimentos ya preparados, sino que en algún momento una especie de súper a la casa donde podamos nosotros trasladar insumos de consumo que actualmente nuestros proveedores nos dan y han tenido la confianza en nosotros para poderlos distribuir” añadió Salazar.

Según Salazar, cuando puedan volver a abrir su negocio físico, el proyecto de Shick a tu casa continuará.

banner descarga ca.jpg