Por Elvira Hernández Lagunas

El Phishin, el robo de datos a través de mensaje SMS o llamadas telefónicas y el fraude amigable son los tres crímenes cibernéticos que más han aumentado en Centroamérica a raíz de que la pandemia de Covid-19 incrementó la digitalización de servicios, aseguro Sebastián Stranieri, especialista de seguridad Informática  y CEO de VU Security.

El experto puntualizó que algo que está ocurriendo frecuentemente es que cuando las personas publican que necesitan un servicio bancario en su perfil de Facebook o Twitter ya hay decenas de hacker con cuentas falsas listos para responder al usuario como si fueran la institución, para solicitar información y llevar a cabo ilícitos con ella.

 “Nosotros trabajamos con el Banco Interamericano de Desarrollo, con Microsoft y en conjunto recibimos casi un 500% de incremento de las denuncias de ataques en nuestra región”, aseguro Stranieri.

Le invitamos a leer: Gobierno, banca y comunicación, los sectores más afectados por los ciberataques

Las entidades más vulnerables a este tipo de problemáticas, son aquellas que no se han transformado digitalmente antes de la llegada de la pandemia de coronavirus.

En entrevista, Stranieri hizo hincapié en la necesidad de hacer conciencia acera de las repercusiones que puede llegar a tener un ataque, de que los empresarios deben tomar en serio las precauciones principales en torno a la protección de sus sistemas digitales y de la identidad de sus clientes.

La tecnología y la protección van de la mano, mientras en el aspecto tecnológico se necesita establecer controles que permitan evaluar constantemente cuál eslabón es más débil, y al mismo tiempo capacitar a los empleados para que puedan identificar las diversas amenazas: fraudes, estafas e intentos de entrar a la estructura.

Stranieri  asegura que es un buen momento para que las empresas tomen en serio la responsabilidad de la seguridad.

Le invitamos a leer: ¿Qué tan segura es su empresa?