Por Mirna Gutiérrez
La zona económica especial Panamá Pacífico es un complejo de usos mixtos de 1,400 hectáreas rodeadas de bosques. Cuenta con más de 25 comercios, bancos y restaurantes, y para los próximos años continuará con su crecimiento y con el proceso que la convertirá en una Smart City.

Este recinto está conformado por más de 4,000 residentes, 10,000 colaboradores y más de 300 empresas, entre ellas las transnacionales Quest, DELL, NTT Data, Grainger, Caterpillar, 3M e Hino Motors.

Henry Kardonski, ceo de Panamá Pacífico, comenta que a futuro buscarán la consolidación de los clusters de servicios compartidos, marítimo, farmacéutico, automotriz, y el comienzo de iniciativas con universidades del estado para atraer inversiones de desarrollo.

Asimismo, comenzarán a implementar la economía circular, una plataforma para la conectividad que promueva aplicaciones de Smart City, movilidad, información y servicios para mejorar la experiencia de los ciudadanos a través de la tecnología.

En 10 años, contemplan la consolidación de una plataforma de triple hélice: académica, gobierno y compañías del área, para formar recurso humano de acuerdo con la próxima ola de inversiones, que estará centrada en Inteligencia Artificial.

“Panamá Pacífico es un gran centro de desarrollo para el país, que busca crear ecosistemas de inversión extranjera, generar empleos atractivos, atraer conocimiento, y fomentar sinergia entre el Estado y la inversión privada, proyectando prosperidad para las próximas décadas”, declara Kardonski.