EFE.- Costa Rica se prepara para comenzar una apertura limitada de actividades económicas a partir del 1 de agosto en medio de la pandemia de la COVID-19, lo cual ha sido criticado por el sector comercial que exige una reapertura amplia.

Costa Rica ha experimentado durante el mes de julio la etapa de más casos, hospitalizaciones y fallecimientos durante los casi cinco meses de pandemia, lo que provocó que las autoridades suspendieran desde el pasado día 11 un cronograma de apertura de actividades.

El Gobierno anunció que el mes de agosto comenzará con 9 días de apertura limitada de actividades, seguido por 12 días de cierre y otros nueve de apertura en los sitios en alerta naranja, que en la actualidad abarcan toda el área metropolitana, donde se concentra la mayoría de los contagios.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica.

El resto del país estará en alerta amarilla con una apertura más flexible.

 El ministro de Salud, Daniel Salas, dijo este jueves que el cierre del mes de julio desaceleró los contagios y permitió cierta recuperación de la trazabilidad del virus.

“Tenemos que aprender a comportarnos como personas cultas, debemos seguir en esta disciplina y movernos en medio de cierres y aperturas. Hablar de una reactivación plena y completa no es factible”, expresó Salas, quien aseguró que las autoridades procuran un “equilibrio” entre los sanitario y lo económico.

EL SECTOR COMERCIAL DEMANDA MÁS APERTURA

El presidente de la Cámara de Comercio de Costa Rica, Julio Castilla, aseguró que el Gobierno está “desconectado de la realidad empresarial” y consideró que los 12 días de cierre en el mes de agosto significan “no entender la logística” de la actividad comercial.

“Pedimos al Gobierno que nos de la oportunidad de demostrar que lo hemos hecho bien. Tienen que abrir la economía, es importantísimo que podamos seguir generando riqueza y empleo en el sector privado. Demandamos que reconsideren las medidas porque necesitamos salir adelante”, manifestó Castilla.

Lo que más afecta al sector, según la Cámara de Comercio, es que los días de cierre incluyen el día de la madre, que en Costa Rica se celebra el 15 de agosto y que supone la tercera fecha de mayor actividad comercial en el país.

“Consideramos que la propuesta de 12 días de cierre es innecesaria. Como sector demandamos que en estos 10 días, con el cumplimiento de protocolos y mostrando que los contagios nos están en los comercios, se permita la apertura en general”, indicó la Cámara.

La pandemia está causando un crisis económica en Costa Rica con un desempleo que en mayo ascendió al 20.1% y con una proyección de una caída de la economía del 4.9 % para este año.

Sigue la información de la pandemia de coronavirus y su impacto en la economía.

LOS DATOS DE LA PANDEMIA

Este jueves Costa Rica contabilizó 490 casos nuevos de COVID-19, con lo que el total ascendió a 17.290, de los cuales 4.280 personas ya se recuperaron, según el informe oficial del Ministerio de Salud.

Las autoridades sumaron este día 7 fallecidos para un total de 140 en lo que va de la pandemia.

En la actualidad hay 352 personas hospitallizadas por la COVID-19, de las que 80 se encuentran en unidades de cuidados intensivos, ambas las cifras más elevadas durante la emergencia sanitaria.

Las autoridades también pidieron a la población no realizar la peregrinación hacia la Basílica de los Ángeles que tradicionalmente se lleva a cabo los días previos al 2 de agosto, fecha en la que se celebra el Día de la Virgen de los Ángeles, patrona católica del país.

banner descarga ca.jpg