EFE.- Las asociaciones médicas de Nicaragua advirtieron este jueves de que en el país centroamericano existe una “falsa impresión” de que la pandemia de COVID-19 está llegando a su fin, por lo que llamaron continuar con las medidas de prevención.

“Observamos que existe una falsa impresión de que la pandemia de COVID-19 se está acabando, por esa razón tenemos y debemos estar preparados en nuestros hogares y en las unidades de salud, a todos los niveles, y continuar manteniendo las medidas de prevención y protección establecidas”, señaló el conglomerado en un llamado público.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

El gremio médico recordó al Gobierno del presidente Daniel Ortega “que las autoridades de salud deben velar por la integridad física y emocional de su personal sanitario, y por la salud del pueblo, al cual se deben, según la Constitución Política de Nicaragua en su artículo 59”.

Hasta ahora el Gobierno nicaragüense ha aplicado mínimas medidas de prevención social, y promueve aglomeraciones y eventos públicos, en lo que llama “estrategia singular” para proteger la economía, pese a las críticas de médicos y científicos de Nicaragua.

Esta situación fue reprochada un vez más por las asociaciones médicas.

“Continuamos observando con preocupación que el Gobierno de Nicaragua no integra al personal de salud despedido y sigue sin promover las mínimas medidas de prevención: Distanciamiento físico, uso generalizado de mascarillas, caretas faciales o pantallas protectoras, lavado constante de manos, y cierre temporal de centros educativos en todos los niveles de la enseñanza, pública y privada”, destacaron los médicos.

El gremio médico ha exigido, además, al Gobierno de Nicaragua que brinde los “datos reales” de la pandemia.

Según los datos oficiales, en Nicaragua han muerto por COVID-19 116 personas, de un total de 3,672 infectadas.

Sigue la información de la pandemia de coronavirus y su impacto en la economía

Mientras el independiente Observatorio Ciudadano COVID-19, una red de médicos y voluntarios que da seguimiento a la pandemia, reporta 2.487 fallecimientos por neumonía y otros síntomas relacionados con la pandemia, así como 8.755 casos sospechosos.

“Las asociaciones y sociedades médicas no queremos más fallecidos por COVID-19, debemos de unir esfuerzos para lograrlo. Continuaremos alzando nuestras voces en unidad, basados siempre en conocimientos científicos para disminuir la morbilidad y mortalidad en nuestro país”, puntualizaron las asociaciones sanitarias.

El manejo de la pandemia en Nicaragua ha despertado preocupación en organismos locales y globales.

Las asociaciones médicas aplaudieron “al pueblo nicaragüense” por seguir la recomendación, de hacer cuarentena voluntaria según sus posibilidades, para evitar la propagación de la pandemia.