EFE.- Nicaragua recibió una donación de 10,000 pruebas rápidas para detectar COVID-19, otorgadas por Taiwán, que serán utilizadas para estudios de seroprevalencia, informó este sábado el Gobierno.

La donación de Taiwán, entregada el viernes en Managua, consiste en “reactores Excelsior Bio-System Incorporation Alert Sars-Cov-2” (EBS), que “serán utilizados para estudios de seroprevalencia de anticuerpos”, es decir, para detectar focos de contagio, según la información oficial.

El Gobierno, que ha recibido al menos 41,000 pruebas de COVID-19 en diferentes donaciones, ha dicho que los test se destinarán para los nicaragüenses que demuestren que deben viajar un país que lo exige y su costo será de 150 dólares.

Médicos, científicos, y opositores han criticado que los cientos nicaragüenses varados en el exterior no tengan acceso a esas pruebas.

De hecho, el pasado jueves, las sociedades médicas recomendaron al Gobierno enviar una clínica móvil a la frontera con Costa Rica para atender a los connacionales, practicarles la prueba de COVID-19 de forma gratuita y permitirles el ingreso dado que perdieron sus medios de vida a causa de la pandemia.

Ayer viernes, el Gobierno costarricense permitió que unos 300 nicaragüenses varados en la frontera retornaran temporalmente a su territorio para que les fuera aplicada la prueba de COVID-19, luego de que la Fundación Arias para la Paz, la Clínica Bíblica y la Asociación Centro de Derechos Laborales sin Fronteras consiguieran financiamiento para la asistencia humanitaria.

Lee también: ONG y Costa Rica aplicarán pruebas de COVID-19 a nicaragüenses varados

El Gobierno ha establecido que únicamente deja entrar a los nacionales que muestren una prueba de COVID-19 negativa y asuman los gastos de su repatriación hasta sus viviendas, una medida que, según organismos defensores de los derechos humanos, tiene varados a más de 1,500 nicaragüenses en países de Centroamérica e islas del Caribe.

El Ejecutivo de Nicaragua, que registra 116 muertos por COVID-19 y 3,672 casos confirmados, ha sido criticado por su manejo de la pandemia,.

Entre los organismos que han reiterado su preocupación por Nicaragua están la ONU, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización de los Estados Americanos (OEA).