Autoridades han cerrado una aldea de la región china de Mongolia Interior luego de que uno de los pobladores muriera por peste bubónica, es la segunda persona contagiada, primera muerte por esta enfermedad.

Para controlar un posible brote, las autoridades cerraron todo acceso a la pequeña población, además de ordenar la desinfección diaria de las viviendas.

Hasta el momento los demás pobladores han resultado negativos en las pruebas, pero aún se mantiene en observación los ciudadanos que mantuvieron contacto con el paciente infectado. Nueve contactos directos y 26 indirectos, ahora se encuentran en cuarentena, aunque han salido negativos a las pruebas.

Sigue la información sobre la economía y los negocios en Forbes México

En julio se informó del primer caso por peste bubónica en China, fue detectado en la misma región de Mongolia. La medida en ese momento fue emitir una alerta a la región contra la caza, el consumo y transporte de animales que estaban potencialmente infectados.