El aumento sostenido de los contagios diarios por Covid-19 en las últimas dos semanas ha disparado las alarmas en Cuba, donde este jueves se registraron 49 nuevos casos, la cifra más alta desde el récord de 74 infecciones a inicios de mayo pasado, según el Ministerio de Salud Pública (Minsap) de la isla.

Las autoridades han avanzado que en las próximas horas se darán a conocer nuevas medidas para frenar la propagación del virus, restricciones que supondrán en la práctica un retorno a la “fase epidémica” previa a la reapertura y que se espera que incluyan restricciones de transporte y movilidad.

El alto número de positivos de este jueves -6 de ellos con fuente en el extranjero- resalta especialmente porque se registra solo dos semanas después de que la isla celebrara su primer día sin contagios desde el comienzo de la epidemia en marzo, lo que hizo que se considerara controlada la enfermedad en el país.

Cuba acumula ya 2,775 enfermos confirmados, de los que se han recuperado 2,409 (87%) y han fallecido 88. Hasta la fecha mantiene 276 casos activos del virus, la “cifra más alta de las últimas semanas”, señaló el director de Epidemiología del Minsap, Francisco Durán, en su comparecencia televisiva habitual.

La mayoría de los infectados sigue concentrándose en La Habana, la única región cubana estancada en la fase 1 del plan nacional de reapertura, y hasta hace muy poco también la única con trasmisión local de coronavirus.

Le sigue la cercana Artemisa (en fase 3), que ya sobrepasó a la capital en el índice de casos por número habitantes, debido a dos grandes brotes que suman en total casi un centenar de contagios, lo que ha provocado el cierre de la localidad de Bauta para evitar la propagación de la enfermedad.

El foco más reciente en ese territorio se produjo en una empresa constructora de la Zona Especial de Desarrollo del Mariel, el proyecto estrella del gobierno cubano para captar capital extranjero, unos 45 kilómetros al oeste de La Habana, que “por su importancia se ha mantenido activa”, precisó el doctor Durán.

También lee: Cuba cumple 3 semanas sin muertes por Covid-19 en medio de repunte global

También esta semana, por primera vez se detectó un caso en la occidental provincia de Pinar del Río después de meses sin presencia del virus en ese territorio, actualmente en la tercera y última fase de desescalada como la gran mayoría del país, excepto La Habana y la cercana Mayabeque, en fase 2.

Entre los contagiados de este jueves, seis son viajeros procedentes de México, Costa Rica y Venezuela, en dos no se identifica la fuente de infección y el resto son contactos de otros pacientes confirmados.

De los casos de trasmisión local, 23 residen en La Habana, 19 en Artemisa y uno en la provincia de Villa Clara, el único territorio del centro y el oriente de la isla con pacientes de coronavirus.

Los 49 enfermos fueron detectados entre 3,876 muestras PCR completadas la víspera, con lo que ya se elevan a 285,471 las pruebas de este tipo realizadas en el país.