Las autoridades en Los Ángeles autorizaron los cortes de agua y electricidad en las casas donde se lleven a cabo fiestas y reuniones sociales masivas.

Debido a esto, el alcalde angelino Eric Garcetti informó que a partir del viernes quienes violen la regla podrán recibir la mencionada penalización. Estas medidas son drásticas debido a que tienen como objetivo mitigar el avance del coronavirus en la ciudad.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

La ciudad californiana superó los 198,000 casos confirmados y 4,825 personas han fallecido como consecuencia del COVID-19.

“Si la policía de Los Ángeles se acerca a una propiedad y verifica que en esa vivienda se está llevando a cabo una reunión de muchas personas, y vemos que esto es algo que ha ocurrido más de una vez en esa propiedad, de inmediato se le dará conocimiento a las empresas de energía y agua para que se le corten los servicios durante 48 horas”, explicó Garcetti en una conferencia de prensa.

 

También te puede interesar