La secretaría de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Alicia Bárcena, aseguró que se deben profundizar la cooperación y los acuerdos regionales dentro del marco de la XII sesión de la Comisión Interparlamentaria de Seguimiento a la Alianza del Pacífico (CISAP), que se realizó de manera virtual.

Ante una economía tan incierta, Bárcena expuso acerca de la cooperación y las proyecciones regionales post pandemia.

Durante su intervención la funcionaria recordó que en América Latina y el Caribe, el PIB se contraerá 9.1% en 2020, la pobreza se incrementará 37,3% y alcanzará a 231 millones de personas.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Además, unas 98 millones de personas vivirán en extrema pobreza (15.5%) y correrán el riesgo de padecer hambre porque no alcanzarán a cubrir sus necesidades de ingesta básica alimentaria, y la desocupación se ubicará en torno al 13.5% debido a la COVID-19.

En materia de comercio, Bárcena advirtió que el valor de las exportaciones de bienes de América Latina y el Caribe caería 23% en 2020, el peor desempeño en 80 años, mientras que el valor de las importaciones se reduciría 25%, el mayor descenso en casi 40 años.

El comercio intrarregional cayó en todos los mecanismos de integración, debido a que  en el primer semestre, el comercio al interior de la Alianza del Pacífico se desplomó. Los sectores más golpeados fueron los de manufacturas, en especial vehículos; textiles, confecciones y calzado; papel y cartón; y maquinaria y equipo.

Sigue la información de la pandemia de coronavirus y su impacto en la economía

“Son las manufacturas las que tenemos que cautelar en el bloque. El comercio intra Alianza del Pacífico es reducido, pero es importante porque el 82% corresponde a manufacturas. Es un comercio que contribuye a la diversificación productiva y exportadora, el empleo calificado y la internacionalización de las Pymes, por lo tanto, es muy importante buscar expandirlo”, subrayó Bárcena