Ileana Rojas no tuvo una computadora propia hasta que llegó a la universidad. A pesar de esa limitante, su esfuerzo y pasión por el aprendizaje la llevó a convertirse, desde hace casi un año, en la primera mujer que ocupa la Gerencia General de Intel Costa Rica, empresa que representa más del 60% de las exportaciones de investigación y desarrollo del país centroamericano.

Este logro fue producto del esfuerzo y el continuo aprendizaje, principalmente de las matemáticas y la tecnología, dos de sus grandes pasiones, que surgieron luego de que asistió a una feria de ciencias donde tuvo contacto con la programación para la resolución de problemas, recuerda la gerente de la empresa, quien está a cargo de más de 2,000 empleados.

Rojas estudió Ingeniería en Sistemas de Información en la Universidad Nacional de su país, donde sólo se graduó de Diplomado, debido a que por problemas económicos la institución pospuso el bachillerato en esta disciplina. Así, a los 18 años (1997) entró a trabajar en la transnacional, hecho que le permitió terminar el bachillerato, pero en la Universidad Internacional de las Américas (UIA).

Le invitamos a leer: Neyvi Tolentino transforma el Derecho con tecnología

“Para mí es un orgullo estar a la cabeza de Intel Costa Rica y sus centros de excelencia, el Centro de Investigación y Desarrollo y el Centro de Servicios Globales, pues tienen un alto impacto para la corporación, gracias a la diversidad y la riqueza de su fuerza laboral, brindando servicios y soluciones tecnológicas a toda la compañía alrededor del mundo”, asegura, desde su oficina, en Costa Rica.

El empoderamiento

Ileana indica que asumir la gerencia no es sencillo, principalmente por los retos que la tecnología implica, motivo por el que quiere demostrar las capacidades de su género en esta disciplina:

La relación entre la mujer y la tecnología va más allá del género, si eso te gusta y te apasiona, te vas a llevar muy bien, independientemente de ser hombre o mujer”, asegura.

Tiene claro que para que más mujeres se integren a áreas de innovación es necesario un esfuerzo integral del sector privado en inversión y retención de capital humano femenino, así como más inclusión, para así tener una mayor representación.

Le invitamos a leer: ¿Cómo desarrollar el potencial de las mujeres en América Latina y el Caribe? 

Además, opina que es clave que haya conjunción entre la academia, las empresas y los gobiernos, de modo que puedan impulsar medidas y reformas para acercar a las mujeres a la tecnología.

Para Ileana es importante que haya una mayor concientización y empoderamiento de la mujer desde la niñez, para que se acerquen más al sector en el que ella se desempeña.

“Las mujeres deben ser educadas sobre la relevancia de las ciencias, las matemáticas y la tecnología, así como en la resolución de grandes problemas de la humanidad. A través de la tecnología y la enseñanza, las mujeres pueden cambiar ese rol de ser espectadoras a protagonistas”, destaca.

El sueño

Asimismo, enfatiza que es necesario trabajar con las niñas desde las primeras etapas, por lo que desde Intel Costa Rica existen programas para que los padres interactúen con sus hijos y experimenten la tecnología, mediante la programación, lo que tiene lugar dentro de su Centro de Innovación.

“Tenemos muy claro que, para competir mundialmente, necesitamos profundidad técnica y amplitud de conocimientos, lo cual sólo se logra aprovechando la riqueza que aporta la diversidad de la fuerza laboral”, explica.

Por eso, uno de sus sueños es que la próxima o el próximo gerente general de Intel Costa Rica surja de algunos de los programas que implementa en el país este gigante tecnológico.

Le invitamos a leer: Pelosi, Thunberg y Rihanna entre las 100 mujeres más poderosas del mundo