La suspensión de clases presenciales se mantendrá hasta el 31 de diciembre para todas las instituciones publicas y privadas, incluidas las universidades en el Salvador, afirmó la ministra de Educación, Carla Hananía.

Los estudiantes que no tiene la opción de seguir sus clases en línea recibirán guías impresas en sus hogares. Mientras que los demás alumnos podrán seguir la modalidad “Aprendiendo en Casa” por medio de la plataforma televisiva.

Sigue la información de la pandemia de coronavirus y su impacto en la economía

Las universidades tienen autorización para realizar actividades presenciales que sean indispensables siguiendo protocolos de bioseguridad.

La ministra mencionó que la Prueba de Aprendizaje y Aptitudes para Egresados de Educación Media (PAES) no se realizará, pero que sí se aplicará una prueba. “No realizar ninguna prueba significaría desconocer este esfuerzo, sería dejar a los padres de familia en el aire sobre cuánto han aprendido sus hijos”.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Dicha prueba posiblemente se realizará en noviembre y será a través de una plataforma virtual.