Si las proyecciones de crecimiento poblacional del INE persisten para las próximas tres décadas, el aumento anual de habitantes rondará en 195 mil nuevos ciudadanos por año. Dejaremos de ser un país joven, la mayoría de sus habitantes estarán comprendidos en edades entre los 35 a 69 años de edad, según gráficas de la institución.

Este pronóstico se presenta dos años después que se realizó el Censo Nacional de Población y Vivienda del 2018, a criterio de Abel Cruz, gerente del INE, las proyecciones se trabajaron en un tiempo prudente, lo que permitió analizar cada una de las variantes demográficas que permiten hacer una visualización más cercana a cómo estará nuestro país en los próximos años.

Algunos de los factores a ser evaluados son la tasa de natalidad, mortalidad y el flujo migratorio, tanto interno como externo, que puedan tener los habitantes de un país. Al momento que las proyecciones de crecimiento poblacional fueron trazadas por el INE para comparar la Guatemala del 2020, con la futura nación del 2050, se demuestra una disminución en la tasa de los nuevos nacimientos.

Te puede interesar:Persiste reto de lograr que más hogares tengan acceso a agua y drenajes

“Hay un descenso en la tasa bruta de la natalidad, esta tendencia a la baja se debe a que la mujer ha tenido acceso a los cuidados de salud, acceso a la educación, ya deciden el número de hijos que quieren tener, por otra parte también ha ido adquiriendo importancia la participación de la mujer en el mercado laboral”, explicó Mario Anzueto, jefe del departamento de demografía del INE.

El papel que juega la mujer en Guatemala va a ir ganando espacios, las proyecciones del INE así lo apuntan, esto permitirá que las mujeres tengan mayor acceso a una preparación académica, habrá más campo profesional para ellas y tendrán mayor decisión en cuanto a temas de planificación familiar.

Otro punto que también frena el futuro crecimiento población es la tasa de mortalidad que tendrán sus habitantes, aquellos que ya no serán jóvenes y que están expuestos a cualquier tipo de padecimiento en su salud.

“Es importante mencionar que la mortalidad es diferenciada con el departamento que se analiza, la mortalidad puede ser atribuida a factores externos, enfermedades crónicas, degenerativas, prevalecientemente en poblaciones envejecidas, también habrán otras a causas de enfermedad contagiosas y parasitarias”, refirió Anzueto.

Todas estas proyecciones están sujetas a cambios, algún evento de suma importancia podría afectar, sin lugar a dudas, los pronósticos que por ahora se manejan, “por ejemplo la tasa de crecimiento en el departamento de Guatemala, Alta Verapaz y en el total del país, tiene una tendencia decreciente durante el periodo de estimación y proyección de la población como consecuencia de una reducción en las tasas brutas de natalidad y un aumento leve, pero sostenido, de la mortalidad por el envejecimiento poblacional”, puntualizó.

Covid puede cambiar la proyección

Es un hecho que las proyecciones poblaciones del INE no están escritas en piedra. Fenómenos naturales y sociales, como la migración, pueden ocasionar algunas variantes en esas cifras.

Pero actualmente Guatemala, y la humanidad, se enfrentan a la pandemia del nuevo coronavirus lo que puede ocasionar múltiples fenómenos que vendrían a cambiar la forma en como se ven esos pronósticos.La pandemia ha dejado en Guatemala, hasta este 18 de agosto, a 2 mil 467 personas fallecidas.

Enrique Peláez, demógrafo y consultor del Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa), señala que es necesario medir el impacto que puede ocasionar el covid – 19 y considerar cualquier investigación que permita dar una mejor lectura de la situación.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

“Se recomienda revisar estas estimaciones al menos cada cinco años o cuando hay una nueva fuente de datos relevante. Ahora estamos viviendo un fenómeno para nuestra generación inédito, una pandemia, que sin lugar a dudas va a afectar, en primer lugar, las migraciones, también a cuando vaya avanzando esta pandemia y tengamos datos puede tener consecuencias sobre la mortalidad,  principalmente en personas mayores, y quizás hasta consecuencias sobre la fecundidad”, refirió.

Semáforo ya tiene los datos

Cuando comenzó a funcionar el semáforo de alertas epidemiológicas no contaba con las proyecciones del INE, pero se entregó una estimación para crear el plan de reapertura, “hace tres semanas se compartieron las bases preliminares de estas proyecciones, y a partir de hoy, el semáforo covid – 19 podrá tener acceso a ellos. Prácticamente ya se están utilizando las cifras reales en los planes de respuesta a la pandemia”, explicó Cruz, gerente del INE.

Para el 2050 se espera que sean 22.7 millones de guatemaltecos, acercarse lo más posible a este número depende de muchos factores. La proyección que podría ser objeto de una medición es la esperada para el 2021, donde estiman que sean 17.10 millones de habitantes.

*En alianza con Prensa Libre