Centroamérica era una zona densamente poblada cuando llegaron los europeos al continente americano. Por esta razón, varias culturas se desarrollaron en este rico territorio del istmo, donde destacan los mayas y sus múltiples zonas arqueológicas, pero no fueron los únicos.

Al haber sido una región de tránsito poblacional, diversos grupos se asentaron en su territorio: como los lencas, pipiles, kunas, chorotegas, bribris, jicaques, etc. Quienes dejaron múltiples vestigios que perduran hasta nuestros días.

Sin duda alguna, cada uno de estos sitios arqueológicos son destinos imperdibles para visitar después de la pandemia. Sin embargo, entre ellas sobre salen algunas, bien sea por la importancia que tuvieron durante el periodo previo a la Colonia o por la magnificencia de sus ruinas.

Tikal, Guatemala 

zonas arqueológicas Centroamérica
Foto: Aaron Thomas/Unsplash.

Quizá el centro más importantes del imperio maya es Tikal, una monumental zona arqueológica situada en medio de la gran selva del Petén. Esta ciudad precolombina fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) en 1979; su máximo esplendor lo tuvo durante los años 200 al 900 d.C, cuando dominó gran parte de la región maya.

En la actualidad muchos de los vestigios de templos, palacios y plataformas ceremoniales se encuentran todavía ocultos debido a la espesa vegetación de la selva que la rodea.

Copán, Honduras

zonas arqueológicas Centroamérica.
Foto: Kirk K/Flickr

La majestuosa ciudad de Copán se consolidó como uno de los reinos de la cultura maya más importantes entre el siglo V y IX. Posterior a esa fecha fue abandonada por sus habitantes. Este sitio arqueológico tuvo una gran influencia sobre los centros regionales de todo el oeste y centro de Honduras, lo que contribuyó a impulsar la introducción de características mesoamericanas en las élites locales.

Entre sus máximos atractivos se encuentra la Plaza de la Escalinata Jeroglífica, en la que destaca una escalera monumental. Al oeste de estas ruinas se encuentra el parque Arqueológico Río Amarillo, un descubrimiento de los últimos años.

También te puede interesar: Panamá consolida la creación de un circuito turístico indígena

Tazumal, El Salvador. 

zonas arqueológicas Centroamérica.
Foto: hectorlo/Flickr

En el corazón de Chalchuapa se localiza esta zona arqueológica, conformada por varios sitios como Tazumal, Casa Blanca, El Trapiche y la Laguna de Cuzcachapa. Este sitio recibió la influencia de Copán, así como de las culturas teotihuacanas y toltecas. Alrededor del año 1,200 D.C, el sitio fue abandonado.

La mayor estructura de Tazumal mide 24 metros de altura, y en ella se hallaron 116 vasijas, así como joyería de jade, artefactos de juego de pelota y cerámica con formas de lagarto. Ahí también se encuentra la pieza de las victorias, un monolito de influencia Olmeca. Es una de las zonas arqueológicas mejor conservadas de toda Centroamérica.

También te puede interesar: Top 3: pueblos coloniales de Centroamérica que te dejarán sin palabras

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí