EFE.- El Salvador registró en julio pasado el mayor ingreso de remesas en lo que va del 2020 con 553,1 millones de dólares, pero esto no impidió que el acumulado de estas divisas cayera aproximadamente un 4,7 % respecto a 2019, según datos consultados este miércoles por Efe.

Según datos del Banco Central de Reserva (BCR), la remesas en julio se elevaron un 14,1 % respecto al mismo mes de 2019 y se colocó como el mes con la mayor cifra de ingresos en 2020, superando incluso a diciembre de 2019.

“El dinamismo experimentado por las remesas familiares en julio se debe, principalmente, a las mejores condiciones de empleo en los Estados Unidos que se reflejan en la tasa de desempleo global”, reseña el BCR.

Por otra parte, en estos siete meses del 2020 el país acumuló 3.076,3 millones de dólares en remesas, 150,9 millones menos que los 3.227,2 computados en el año anterior.

El BCR señala que el monto promedio de las remesas familiares cobradas en el sistema financiero local fue de 224,2 dólares, mientras que en el mismo período del 2019 alcanzó los 228,1 dólares.

De acuerdo con la entidad financiera, la tasa de desempleo global y de la población hispana en Estados Unidos bajaron en julio respecto a abril y junio pasados.

La tasa de desempleo global pasó de 14,7% en abril de este año a 10,2 % en julio.

Otros factores que podrían mejorar la situación de los compatriotas que envían remesas a El Salvador desde los Estados Unidos es “una posible aprobación de un segundo estímulo económico anunciado por el Gobierno de ese país”.

Datos de la Encuesta de Hogares de Propósitos Múltiples (EHPM) de 2019 y publicada en 2020 por el Ministerio de Economía indican que 1,63 millones de salvadoreños son beneficiados con las remesas y representan el 24,3 % de la población.

Un total de 471.633 hogares reciben estas divisas, de los que 13.530 se encuentran en pobreza extrema y 68.874 en pobreza relativa.