La caída del consumo, de la inversión, menos ingresos en los hogares, la incertidumbre de la pandemia y la reducción de las exportaciones, son los cinco factores que están causando la contracción de la economía hondureña.

Así lo establece el “Boletín Económico de Agosto” de la cúpula empresarial, donde expone que la reducción de ingresos está ligada también al cierre operativo de las fronteras.

El informe toma de base una proyección oficial de contracción económica de -8 por ciento del PIB para este año. Pero considera que “en la medida que se comiencen a suspender las restricciones a la circulación a nivel mundial y doméstico de bienes y personas, la demanda agregada y la actividad económica comenzarían a denotar un proceso de recuperación”.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

No obstante, se “prevé que la brecha del producto permanezca negativa hasta finales del 2023, indicando que el comportamiento del PIB de Honduras continuaría situado por debajo de su nivel potencial”.

Ubica, además, a cinco sectores como los más afectados a este mes por la pandemia, misma que entró al país en marzo con cuarentenas, toques de queda y paralización de las actividades productivas a nivel nacional.

El sector turismo encabeza la debacle con un decrecimiento del -46 por ciento; construcción, -34; minas y canteras, -26 por ciento; industria y manufactura, -23; transporte y almacenamiento, -18 por ciento, detalla el recuento empresarial.

*En alianza con La Tribuna