La pandemia del Covid-19 detonó el uso de plataformas de comercio y educación en internet, pero también puso al descubierto las limitantes de la infraestructura de banda ancha en varios países de Centroamérica.

El número de hogares conectados a internet en Latinoamérica creció en un 103% entre 2010 y el 2016, aunque más de la mitad de los hogares siguen sin acceso a la red, de acuerdo con el reporte Estado de la banda ancha en América Latina y el Caribe, elaborado por la CEPAL.

En este sentido, los países con el mayor crecimiento en la penetración de internet en Centroamérica son Nicaragua y Honduras, con un incremento de 300% en el periodo analizado.

Le invitamos a leer: Internet que salva vidas

“La pandemia evidenció los desafíos que tenemos en términos de adopción digital y el camino por recorrer para que las empresas logren los niveles de competitividad que ahora exige la realidad”, dice Raquel Macías, vicepresidenta de Asuntos Corporativos de SAP México.

Prioridades y empresas

Cree que la emergencia actual ha hecho que las compañías se enfoquen en tres áreas principales: la experiencia del cliente, la cadena de suministro y la fuerza laboral.

Centroamérica es una región importante para las desarrolladoras de software, debido a la abundancia de pequeñas y medianas empresas, segmento que representa el 80% de los clientes en América Latina y el mundo para SAP.

Durante el primer trimestre del año, la adopción de soluciones en la nube de la firma creció a doble dígito en el Istmo.

Le invitamos a leer: El primer IXP de Centroamérica promete un mejor tráfico local de internet

La compañía de tecnología ha puesto a disposición de organizaciones de todo el mundo elementos que les ayudarán a mitigar el impacto de la pandemia en cuatro vertientes: gestión de talento, resiliencia en las cadenas de suministro, experiencia de clientes y herramientas educativas.

Software para la educación

En cuanto a soluciones de educación, la firma de software ofrece tres plataformas: cursos online abiertos masivos sobre tecnologías de última generación y economía digital; módulos de aprendizaje del ecosistema SAP, así como el programa de SAP Young Thinkers, enfocado en potenciar el interés por carreras en ciencias. Todas las personas mayores de 16 años pueden acceder a estos recursos.

A pesar de los escollos para la infraestructura de la región,
Raquel Macías es optimista sobre la situación que vive el mundo: “Es importante entender que las crisis no son sólo retos, sino también oportunidades, sobre todo en educación, y que a través del uso de la tecnología podemos encontrar en ellas posibilidades para multiplicar el éxito”.