Honduras tendrá un proyecto porcino referente para Centroamérica y América Latina, en relación a genética y proceso de modernización para reproducir cerdos de las mejores razas para beneficio directo de productores y el consumidor con el apoyo de la cooperación de Taiwán.

El subsecretario de ganadería de Honduras, Rubén Espinoza, adelantó que en los próximos días se realizará la apertura de un centro para beneficio de porcicultores nacionales. Espinoza verificó los avances del proyecto porcino coordinado por la Dirección de Ciencia y Tecnología Agropecuaria (Dicta) en Comayagua.

“Hemos constatado que se construyen instalaciones de última generación, la infraestructura es de punta y tiene todas las condiciones para poder montar en Centroamérica la genética más grande y avanzada”, señaló.

“Este acompañamiento ha sido también gracias al pueblo de China – Taiwán, que ha estado en todos sus eslabones desde la traída de los cerdos de los Estados Unidos, hasta la finalización de la construcción de este centro lindo que rinde todas las condiciones de reproducción del ganado porcino”, apuntó el funcionario de Honduras.

El gobierno de la República de Honduras ha proporcionado el terreno y personal y la cooperación de Taiwán aportó 1.7 millones de dólares y asesoría para que el centro cuente con todas sus normas de calidad.

Puedes leer: Honduras conmemora fiestas de la Independencia en luto

Como parte de estas acciones las autoridades de la SAG, con el apoyo de la cooperación de Taiwán procedieron a traer varias razas de cerdos de alta calidad con la meta de reproducirlos en el país y ponerlos a la venta a los productores nacionales a precios accesibles. Las razas traídas fueron; Landrace, Yorkshire, Duroc Rojo con la incorporación del Duroc Blanco y Berkshire.

El objetivo es fortalecer la porcicultura hondureña frente a un consumo que ronda las 116 millones de libras de carne de cerdo al año (13 libras consumo per cápita o por persona), un 70 por ciento es importada.

Mientras, la producción nacional de Honduras asciende a 35 millones de libras anuales y se erogan 1,800 millones de lempiras en la importación del producto cárnico, de acuerdo con cifras oficiales.

*En alianza con La Tribuna