EFE.- Guatemala arribó este domingo a los 2.852 decesos por COVID-19 y 77.863 contagios en total desde el 13 de marzo tras contabilizar siete muertes y 202 nuevos casos en las últimas 24 horas.

El Ministerio de Salud guatemalteco informó en su última actualización de datos de la pandemia que 8.700 casos se mantienen activos, aunque la cifra es un “estimado” de acuerdo con las autoridades.

Leer: Guatemala supera las 2,800 muertes por coronavirus en 174 días de contagios

Los números divulgados este domingo con respecto a los fallecimientos y casos en las últimas 24 horas representan una de las cifras más bajas de los últimos meses en ambos casos, aunque los contagios y decesos regularmente descienden en fines de semana en el país centroamericano.

La caída del número de pruebas y contagios durante los fines de semana ha sido constante durante junio, julio y agosto en Guatemala, sin que el Ministerio de Salud identifique una razón específica al respecto ante la consulta de periodistas.

La mayor cantidad de muertes en un solo día fue reportada por las autoridades el pasado 23 de julio con 59 decesos, aunque posteriormente el Ministerio de Salud actualizó datos y determinó que el 6 de julio fallecieron 60 personas a causa de la enfermedad.

Según la Comisión Presidencial de Atención a la Emergencia de la COVID-19, la enfermedad va “a la baja” en el país con algunos repuntes afuera de la Ciudad de Guatemala, donde se aglutina la mayoría de los casos.

MUNICIPIOS EN ALERTA MÁXIMA

El sábado, el Gobierno guatemalteco anunció que 201 de los 340 municipios del país se mantienen en el máximo nivel de alerta por la COVID-19, cinco menos que hace 15 días en la última actualización de datos del sistema que regula las actividades económicas y de convivencia.

El Ministerio de Salud guatemalteco informó que 201 municipios se encuentran en color rojo, es decir el máximo nivel de alerta, y equivalen al 59 % del territorio.

De acuerdo con la cartera sanitaria, otros 93 municipios tienen alerta alta (color naranja), 46 están en alerta moderada (amarillo) y ninguno ha llegado a la denominada por el Gobierno como “nueva normalidad” (color verde).

Puedes leer: México alcanza los 67 mil fallecidos por COVID-19

La actualización del sábado señala que se redujo de 206 a 201 los municipios con alerta roja y aumentaron de 85 a 93 los municipios en alerta naranja. Además, tres municipios dejaron la alerta amarilla.

Los niveles de alertas por colores fueron incorporados por el Gobierno del presidente guatemalteco, Alejandro Giammattei, el 27 de julio y regulan las actividades económicas y de convivencia según el número de contagios por municipio.

El sistema ha sido criticado por diversos expertos que argumentan que los colores rojo y naranja son prácticamente lo mismo en cuanto a restricciones, pero el país no ha tenido repuntes oficiales desde su reapertura el mismo 27 de julio.

La medida representó el fin del confinamiento iniciado por el coronavirus el 15 de marzo -dos días después del primer contagio- y la reapertura de restaurantes, iglesias, centros comerciales y transporte público.

Los colores regulan el aforo de comercios, oficinas y diversos establecimientos, además del transporte público y otras actividades. Sin embargo, se mantiene la prohibición de la apertura de centros educativos, además de la suspensión de actividades deportivas no profesionales y reuniones masivas.

La última actualización del sistema se había registrado hace dos semanas, el 22 de agosto, por parte del Ministerio de Salud.

Guatemala reanudará a partir del próximo 18 de septiembre los vuelos comerciales con pasajeros tras poco más de seis meses desde el cierre de su principal aeropuerto por la COVID-19, el mismo 15 de marzo.