EFE.- El Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), la principal cúpula patronal de Nicaragua, tendrá un nuevo presidente después de 13 años de ser dirigido por José Adán Aguerri, quien este lunes declinó presentar su candidatura a una nueva reelección.

“He tomado la decisión de ir a trabajar por la Nicaragua que queremos, confiando en Dios que lo vamos a lograr”, dijo Aguerri en una carta pública, un día antes de que se realicen las elecciones de la directiva del Cosep, una de las instituciones más influyentes del país centroamericano.

El mandato de Aguerri, quien fue elegido presidente del Cosep desde septiembre de 2007 y reelegido de forma ininterrumpida hasta hoy, coincide con el del presidente del país, Daniel Ortega, que retornó al poder en enero de 2007.

Aguerri, quien durante su mandato promovió una alianza de consenso con el Gobierno y sindicatos sandinistas, que se rompió tras la crisis que estalló en abril de 2018, anunció su retiro de la gremial empresarial exactamente un año después de que sufrió un atentado contra su vida por el que responsabilizó a un grupo de seguidores del mandatario.

DEFIENDE ALIANZA TRIPARTITA

En la carta, el todavía presidente del Cosep rechazó los señalamientos de que, a través del denominado “modelo de alianza público-privado” entre el Gobierno, la patronal y los sindicados, los empresarios se hicieron cómplices de un sistema político que fracasó en 2018, cuando miles de nicaragüenses salieron a las calles para protestar contra la administración de Ortega, cuya reacción armada dejó cientos de presos, muertos o desaparecidos.

“A pesar de que la narrativa de que el Cosep sacrificó lo institucional por rentabilidad, durante todo este período se luchó y se defendió la institucionalidad del país”, sostuvo Aguerri.

No obstante, el líder empresarial admitió que “como institución cometimos errores, a los cuales ya me he referido públicamente”.

Aguerri hizo referencia al “modelo de alianza público-privado”, que identificó como “esquema de diálogo y consenso”, roto por el Cosep el 17 de abril de 2018, un día antes de la manifestación contra unas reformas a la Seguridad Social que desembocaron en el estallido social contra Ortega.

El líder gremial resaltó además que, bajo su mandato, la patronal nicaragüense jugó un papel destacado en la coordinación del Comité Consultivo de la Integración Económica, y presumió de haber ganado por unanimidad un total de 15 procesos electorales a lo interno del Cosep.

A las elecciones de la cúpula patronal, previstas para mañana martes, ya han presentado sus candidaturas el expresidente de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic) y primer vicepresidente del Cosep, Michael Healy, y el titular de la Asociación Nicaragüense de Formuladores y Distribuidores de Agroquímicos (Anifoda), Mario Hanon.

Aguerri afirmó que ahora trabajará “por la Nicaragua que queremos”, tras recordar que todavía pertenece a la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, que era la contraparte del Ejecutivo en la mesa de negociaciones con la que se buscaba una salida a la crisis, y que el mandatario dio por concluida de forma unilateral el 30 de agosto de 2019.