EFE).- Costa Rica sumó este jueves 24 muertes por COVID-19, lo que se convierte en la mayor cantidad registrada en un solo día en los seis meses que van de la pandemia.

Las 24 víctimas contabilizadas en las últimas 24 horas superan al récord anterior que fue de 21 hace dos días, según los datos oficiales del Ministerio de Salud.

Desde finales de agosto Costa Rica experimenta un incremento de casos positivos con más de 1.000 diarios, así como las hospitalizaciones en salón y en cuidados intensivos, lo que ha hecho que el Gobierno advierta a la población del riesgo de una saturación del sistema de salud.

Este jueves los casos nuevos fueron 1.325, de los cuales 262 fueron diagnosticados por nexo epidemiológico y 1.063 por laboratorio, para un total de 52.549 casos confirmados a lo largo de la pandemia.

Hasta el momento se han recuperado 20.322 personas y la cifra total de fallecidos asciende a 567.

En la actualidad hay 524 personas hospitalizadas, 219 de ellas en cuidados intensivos.

MÁS APERTURA TURÍSTICA

El ministro de Turismo, Gustavo Segura, anunció este jueves una ampliación de los permisos para que los turistas estadounidenses visiten Costa Rica.

 Segura informó que ciudadanos de 8 estados más podrán visitar Costa Rica a partir de las próximas semanas, para un total de 20 estados.

Costa Rica permite desde el 1 de agosto el ingreso de vuelos procedentes de Europa y Canadá, y a partir del 1 de septiembre desde Estados Unidos, pero solo para residentes en 12 estados donde las cifras de trasmisión del virus son bajas o van en declive.

A partir del 15 de septiembre estarán autorizados los residentes de 7 estados más: Washington, Oregon, Wyoming, Arizona, Nuevo México, Michigan y Road Island, mientras que a partir del 1 de octubre podrán viajar a Costa Rica los residentes en California.

El ministro Segura comentó en conferencia de prensa que los trabajadores del sector turismo son el “rostro humano” de la crisis económica causada por la pandemia, pues en Costa Rica, un país de 5 millones de habitantes, la actividad turística genera unos 220.000 empleos directos y 400.000 indirectos.

El funcionario detalló que han habido cero contagios de turistas internacionales desde que se abrió la frontera aérea el pasado 1 de agosto.

Los turistas que deseen viajar al país centroamericano deben cumplir con una serie de requisitos como el resultado negativo de COVID-19 mediante una prueba PCR efectuada cómo máximo 48 horas antes del vuelo y un seguro médico que les cubra en caso de contagio, entre otros.

Los transportistas turísticos, hoteles, operadores y empresas turísticas están obligados a cumplir con una serie de protocolos sanitarios específicos.