EFE.- El Gobierno de Nicaragua informó este jueves que exonerará el impuesto sobre las ventas que realicen los establecimientos de alimentos, bebida y hospedaje durante las Fiestas Patrias, con el fin de promover el turismo interno.

En una declaración, el Ejecutivo explicó que ha autorizado la aplicación de exoneración del Impuesto al Valor Agregado (IVA) en el consumo durante los días 14 y 15 de septiembre próximos.

El 14 de septiembre, Nicaragua conmemorará el 164 aniversario de la Batalla de San Jacinto, en la que fue derrotado el filibustero estadounidense William Walker que pretendía apoderarse de Centroamérica, y un día después celebra el 199 aniversario de la Independencia de Centroamérica de la Corona española.

Te puede interesar:Zapateros artesanales de Nicaragua sufren en silencio impacto de la pandemia

Centroamérica se independizó de España el 15 de septiembre de 1821 y la Batalla de San Jacinto, considerada la segunda independencia en Nicaragua, se desarrolló el 14 de septiembre de 1856.

El Gobierno que preside el sandinista Daniel Ortega dijo que aprobó esa medida a solicitud e iniciativa de representantes del sector turístico que decidieron sumarse al denominado “Plan de Reactivación y Recuperación” de la industria turística, que ha sido una de las más afectadas por la pandemia del nuevo coronavirus.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

El Instituto Nicaragüense de Turismo promueve una campaña de promoción turística durante esas festividades patrias, “con el objetivo que las familias nicaragüenses reciban este beneficio y puedan disfrutar con todos los protocolos de bioseguridad” las diferentes ofertas de recreación y esparcimiento del sector de hoteles, restaurantes y ferias, indicó el Ejecutivo.

El objetivo, agregó, es dinamizar la actividad turística y la generación de empleo.

Los trabajadores del Estado inician mañana unas vacaciones de diez días por las efemérides patrias.

Esta es la pausa más larga del Estado de Nicaragua en medio de la pandemia de la COVID-19, desde la Semana Santa pasada.

El presidente Ortega, cuyo Gobierno promueve aglomeraciones y eventos públicos, se ha negado a establecer una cuarentena nacional, general o parcial, recomendada por el gremio médico, con el argumento de que “la economía no se puede detener”.

Nicaragua suma 144 muertos por COVID-19 y 4.818 casos positivos, según el Ministerio de Salud.