EFE.- El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, aseguró este martes que la independencia “es un proceso de lucha constante” y señaló que este país centroamericano “no es independiente de la pobreza ni de la desigualdad”.

“Nuestro país no es independiente de la pobreza, de la violencia, de la desigualdad, de la exclusión (…) no somos independientes de los grupos de poder que han gobernado nuestro país desde siempre”, dijo Bukele durante una cadena nacional de radio y televisión a propósito del 199 aniversario de la Independencia Centroamericana.

El mandatario señaló que “el 15 de septiembre no es el día de nuestra independencia, ya que aún no somos independientes”, pero “sí es el día que iniciamos ese proceso”.

Sigue la información de la pandemia de coronavirus y su impacto en la economía

“No podemos negar de la valentía de hombres y mujeres que lograron que nuestro país dejara de ser una colonia y fuera nuestro país. No es perfecto, pero es nuestro; no es independiente al 100 %, pero es más independiente de lo que era antes del 15 de septiembre de 1821”, expresó.

Indicó que “la independencia es un proceso que nunca termina, que cada día mejora, que se trabaja con altos y bajos pero que al final es un anhelo al que todos aspiramos llegar”.

“La independencia es un proceso de lucha constante de los que amamos nuestra tierra contra los que quieren destruirla”, apuntó.

El Salvador puede tener el peor impacto en su crecimiento económico de la región centroamericana debido a la pandemia del coronavirus, con una pérdida de al menos un 10 % del producto interno bruto (PIB), lo que hace que los pronósticos sean “muy poco halagüeños” y que también trae consigo el aumento de la pobreza y de las desigualdades sociales, según dijo recientemente a Efe el economista Ricardo Castaneda.

PANDEMIA Y HOMICIDIOS

 Durante su discurso, el presidente aseguró que El Salvador se ha “convertido en el país referente en salud para el continente (Americano)” por su lucha contra el COVID-19 y destacó la reducción de homicidios atribuida, según Bukele, a un plan gubernamental de seguridad.

“Es una pandemia que ha afectado al mundo más fuerte que cualquier otra pandemia que nos ha impactado en los últimos 100 años, pero yo me atrevería a decir que ningún otro país del mundo ha respetado las medidas sanitarias como lo hemos hecho nosotros”, manifestó.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Bukele también destacó la baja de los homicidios en el último año, producto, según el mandatario, a la implementación de la primera fase del Plan Control Territorial que contempla siete etapas y que ha generado choques entre el Ejecutivo y el Legislativo por los fondos para su desarrollo.

Este tema, incluso, llevó al presidente a entrar al salón de sesiones del Congreso escoltado por militares armados con fusiles de asalto en un acto de, según reconoció él mismo, presión para la aprobación de fondos para sus planes de seguridad.

LA VISTA PUESTA EN LAS ELECCIONES 2021

El mandatario salvadoreño aseguró que el “bloqueo” por parte de la actual Asamblea Legislativa a su administración “terminará con el paso que vamos a dar el otro año”.

“Ese bloqueo que sufrimos ahorita también terminará con el otro paso que vamos a dar en el camino de nuestra independencia. Ese paso que daremos democráticamente en las urnas el 28 de febrero”, dijo.

Y añadió “ahí no habremos logrado todo tampoco, pero será otro gran paso para lograr mucho más de lo que algunos piensan”.

En las elecciones, que pese al impacto de la COVID-19 en El Salvador se mantienen para el 28 de febrero próximo, se prevé que los partidos políticos del oficialismo logren mayoría controlen el Congreso, constituido por 84 diputados.

En los últimos meses, especialmente durante la pandemia, Bukele ha mantenido una tensa relación con el Supremo y el Parlamento, lo que ha despertado las alarmas de organismos nacionales e internacionales.

Sigue la información de la pandemia de coronavirus y su impacto en la economía