EFE.- Cientos de sindicalistas del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) protestaron este jueves para exigir al Congreso que no apruebe una reforma que, a su juicio, daría pie a la privatización de la entidad.

“No vamos a permitir que se privatice el Seguro Social” porque “dejaríamos de ser derechohabientes y nos convertiríamos en clientes”, dijo a periodistas Ricardo Monge, secretario del Sindicato de Trabajadores del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (STISSS), cercano al oficialismo.

Indicó que la opositora Alianza Republicana Nacionalista (Arena, derecha) busca modificar la ley del ISSS para darle mayoría en la junta directiva a la empresa privada y “dejar en minoría al sector público”.

El diputado Guillermo Gallegos, de la oficialista Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA, derecha), recibió a los manifestantes para que le entregaran una nota con sus exigencias.

“Nosotros los vamos a apoyar”, dijo el legislador, quien manifestó que espera que en las elecciones de 2021 logren mayoría en el Congreso.

El acuerdo

De acuerdo con una encuesta dada a conocer recientemente, GANA y el partido Nuevas Ideas lograría en febrero próximo el 83 % de los diputados de la Asamblea Legislativa.

El sondeo del Centro de Estudios Ciudadanos de la Universidad Francisco Gavidia (UFG) señala que Nuevas Ideas, partido fundado por un movimiento del presidente Nayib Bukele y dirigido por uno de sus familiares, obtendría 51 legisladores, para Gana serían 5 y 14 para la coalición de ambos partidos.

Entre septiembre de 2002 y junio de 2003, miles de trabajadores del ISSS se fueron a huelga y realizaron masivas manifestaciones, conocidas como “marchas blancas”, para protestar contra la presunta intención del Gobierno de la época de privatizar este sistema de salud.

Este paro de labores le costó al ISSS, según cifras de las autoridades, 10,8 millones de dólares.

La huelga enfrentó en varias ocasiones a la Asamblea Legislativa con el Ejecutivo y mantuvo un clima de tensión en el país con numerosas marchas y otras acciones de protesta, en algunas de las cuales hubo actos de violencia entre policías y manifestantes.