Un total de 3,245 personas contrajeron brucelosis luego de que en diciembre del año pasado hubo una fuga de bacteria de una planta biofarmacéutica  productora de vacunas para animales ubicada al noreste de China.

Esta es una enfermedad que se transmite a través del ganado o los productos animales, generalmente no es transmitida hacia los humanos, pero se puede provocar síntomas como fiebre y dolor en las articulaciones y de cabeza.

Esto sucedió debido  a que un laboratorio estatal uso desinfectante caduco en julio y agosto del año pasado en la producción de vacunas contra el padecimiento antes mencionado, informó la Comisión de Salud de Lanzhou, capital de la provincia de Gansu

Le invitamos a leer: Latinoamérica tiene el mayor número de microbios en el transporte público

La indemnización 

La esterilización fue incompleta y las bacterias quedaron presentes en las emisiones de gas de la compañía biofarmacéutica de Lanzhou, las cuales se propagaron por el aire hasta el Instituto de Investigación Veterinaria, sito en el que infectaron a casi 200 personas.

Fueron 3,245 personas las que dieron positivo en las pruebas por la bacteria, de acuerdo con las cifras establecidas tras llevar a cabo análisis desde el incidente, informaron las autoridades sanitarias de Lanzhou, las cuales indicaron que no se produjo alguna transmisión de humano a humano.

El laboratorio ofreció una disculpa y se le revocó la licencia para producir vacunas contra la brucelosis. Además, los afectados recibirán una compensación económica.