EFE.- Costa Rica llegó este lunes a 65.602 casos positivos confirmados de COVID-19, así como a 745 decesos relacionados con este virus, mientras que el Gobierno anunció una reserva de 10,6 millones de dólares para la compra de una potencial vacuna.

El viceministro de Salud, Pedro González, afirmó en conferencia de prensa que en las últimas 24 horas el país contabilizó 703 casos positivos y 18 fallecidos.

Según el reporte epidemiológico, se han recuperado 25.127 personas, mientras que este lunes hay 634 pacientes hospitalizados de manera simultánea, de ellos 254 se encuentran en unidades de cuidados intensivos con un rango de edad de 1 a 91 años.

Además, se registran 18 personas fallecidas para un total 745 decesos desde el 6 de marzo cuando el Gobierno reveló el primer caso.

Te puede interesar:Jeanine Áñez: vacuna contra el Covid y la economía son los desafíos de la ONU

COMPRA DE VACUNAS

El Gobierno costarricense anunció este lunes que cuenta con una reserva de 10,6 millones de dólares como parte de un adelanto para poder tener recursos disponibles cuando las vacunas estén listas y a la venta en el mercado internacional.  

Las autoridades explicaron que el monto proviene de ahorros en intereses que se han realizado en la gestión de la deuda interna y externa, gracias a créditos más beneficiosos para Costa Rica que se han aprobado con el aval del Congreso para cambiar deuda cara por otra más barata.  

Por su parte, el Ministerio de Salud, la Caja Costarricense del Seguro Social y el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto analizan seis vacunas y han recibido información técnica así como logística de los laboratorios: AstraZeneca, Pfizer, Sinovac, Sinofarm, Moderna y el desarrollo ruso Sputnik V.

Según el protocolo, y debido a los tiempos de entrega del producto, las autoridades sanitarias primero vacunarán a grupos de riesgo y personal de primera respuesta.

Te puede interesar:Trump promete vacunas para todos en abril

“Estamos trabajando en la hoja de ruta de un trabajo articulado, en una situación muy particular y diferente, de gran incertidumbre, e inédito hasta la fecha, de la cual estaremos seguros que encontraremos soluciones”, manifestó en conferencia de prensa la vicecanciller, Adriana Bolaños.

Desde inicios de septiembre, Costa Rica mantiene un incremento de casos positivos con un promedio de 1.000 diarios, así como un aumento paulatino de las hospitalizaciones en salón y en cuidados intensivos, lo que ha hecho que el Gobierno advierta a la población del riesgo de una saturación del sistema de salud.

Sigue la información de economía y negocios en Forbes Centroamérica

Durante este mes, el país aplica el modelo “Costa Rica trabaja y se cuida”, que impulsa una apertura controlada y bajo estrictos protocolos de la mayoría de actividades comerciales pero con responsabilidad de la población.