Ante la catástrofe ambiental, provocada por los desechos que arrastra el río Motagua hacia la playa de Omoa en el departamento de Cortés, el gobierno de Honduras hará un reclamo formal a Guatemala para que inicie un plan de acción. 

La comisionada presidencial del Río Motagua, Liliam Rivera afirmó que desde hace mucho tiempo se viene trabajando para reducir el impacto de la basura en las playas, sin embargo, este año las oleadas han sido recurrentes por lo que se deben tomar acciones que contribuyan a la solución definitiva del problema.

Por lo tanto, a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional se hará un llamado enérgico para que el gobierno del país vecino ponga en marcha un plan de acción que evite que los desechos arrastrados por el río Motagua continúen impactando en las costas hondureñas. 

Te recomendamos: Uber vive una metamorfosis radical para sobrevivir a la pandemia (y aprovechar oportunidades)

Luego que este sábado amanecieran inundadas de basura Rivera y el alcalde de Omoa, Ricardo Alvarado, así como Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente (Mi Ambiente), la Marina Mercante y de la Secretaría de Defensa hicieron un recorrido por la zona afectada para iniciar con las labores de limpieza para evitar un mayor impacto ambiental. 

Rivera declaró que desde el 2015, cuando el Gobierno de Honduras llamó a atender este tema de carácter urgente, se han hecho una serie de acciones que han permitido reducir en un 93 %  por ciento el impacto de desechos en las playas; sin embargo, las medidas ejecutadas no son soluciones definitivas, razón por la cual este año se han tenido dos fuertes impactos de desecho en las playas. 

Entre los desechos que se observaban es: material hospitalario, ropa, productos de limpieza, embotellados y mercancía elaborada en Guatemala. 

En los últimos 5 años las autoridades hondureñas han recolectado 2.494 toneladas de basura, de las cuales 402.7 se limpiaron en el 2015; 1,248.2 en el 2016; 602 en el 2017: 153.5 toneladas en el 2018 y 86.3 el año pasado. 

Con información de El Heraldo

Te recomendamos: La lucha contra la desigualdad en la era de la COVID-19