Por Uriel Naum Ávila*

La contracción de la economía en América Latina en 2020 podría ser de hasta 10%, según estimaciones de organismos como la Cepal o el Fondo Monetario Internacional (FMI), y de no aplicar las medidas necesarias, el impacto al cierre del año podría ser peor del esperado.

La pobreza y el desempleo en Latinoamérica son de tal magnitud (la ONU advierte que Covid-19 podría dejar 45 millones de nuevos pobres en la región, casi la misma población de toda Centroamérica), que entre una y dos generaciones podrían clasificarse ya como perdidas, ante el hecho de no tener posibilidades de desarrollo y una mejor calidad de vida.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

De ahí que sean necesarias medidas que den ‘oxígeno’ a la economía latinoamericana. Y, sin lugar a dudas, una de ellas es la de incentivar la industria de bienes raíces, misma a la que están vinculadas más de 37 ramas industriales, entre las que destacan la del acero, cemento, madera, plástico y vidrio, entre muchas otras.

La pregunta es si realmente existen las condiciones necesarias para que resurja el sector de bienes inmuebles en la región, después de que en esta misma columna hemos registrado la manera en que segmentos como el de oficinas han tenido serios descalabros en países como Panamá.

Tecnología, aliada del Real Estate

“Al principio del confinamiento esta industria vivió un periodo de afectación, pero la adaptación tecnológica de esta industria ha sido favorable. El consumidor ha roto con la desconfianza del e-commerce y ha notado la comodidad que ofrece”, me comentó recientemente Agustín Iglesias, Country Manager de Inmuebles24.

Dado que el e-commerce toma vuelo en bienes raíces y podría ser un aliado para detonar la industria, según las tendencias que se observan, Agustín Iglesias vaticina que en los próximos años veremos que el marketing offline que realizan aún algunas inmobiliarias cada vez va a tener peor ROI (Retorno de Inversión). 

“Vemos que todos los países con presencia de Navent Real Estate (México, Brasil, Perú, Argentina, Ecuador, Panamá) reflejan un crecimiento en visitas y generación de  leads durante agosto incluso mayor que en febrero (PreCovid)”, señala el ejecutivo de Inmuebles24.

Agustín Iglesias considera que, para que la tecnología impulse el sector bienes raíces, se deben adaptar protocolos de seguridad y salud en las visitas a propiedades y considerar como obligatorio el uso de herramientas digitales para continuar impulsando la actividad en esta industria como paso previo a la visita física de propiedades.

“En temas de tecnología vemos avance en la oferta y demanda de propiedades con mejores fotos,  videos y recorridos 360°; se observa un incremento de hasta 500% vs febrero en estos elementos audiovisuales, lo que habla de cómo el uso de tecnología logra captar el interés de los usuarios”.

Sigue la información de la pandemia de coronavirus y su impacto en la economía

Lo cierto es que para apuntalar el sector de bienes raíces y convertirlo en ese motor económico que la región requiere, además de buscar fórmulas desde el sector público para incentivarlo, se requieren métodos innovadores que potencien su dinamismo, y en la tecnología parece tener un aliado muy importante para ello.

*El autor es periodista de negocios en Latam y consultor en reputación empresarial.