Reuters.- El presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, que hace cuatro días reveló haber dado positivo al coronavirus, reconoció el martes que es un paciente de “alto riesgo” por las enfermedades previas que padece.

En un mensaje a los ciudadanos de la nación centroamericana, donde se han registrado 85,694 contagios y 3,134 muertes asociadas al COVID-19, el mandatario, un médico cirujano de 64 años de edad, dijo sentirse cansado y agitado, pero animado. Además, detalló que sus niveles de oxígeno están bien.

Sigue la información de economía y negocios en Forbes Centroamérica

“Debo reconocer que soy un paciente de alto riesgo de COVID-19 por la enfermedad que tenía, por haber sido fumador crónico por muchos años, por la hipertensión, por la cardiopatía”, aseguró en un discurso transmitido por televisión, donde se le notó cansado.

“No soy una persona muy delgadita que se diga tampoco”, agregó.

Giammattei, quien gobierna Guatemala desde enero de 2020, se ayuda de un par de muletas para caminar a causa de una esclerosis múltiple que padeció en su juventud.