La lucha contra el cambio climático tiene una trinchera abierta en los mercados de valores. Los bonos verdes se han convertido en un instrumento para financiar proyectos que favorecen al medioambiente, y Costa Rica puede ser un referente en los países latinoamericanos.

Actualmente el país del istmo centroamericano se encuentra detrás de Brasil, Chile, México, Perú y Argentina en la emisión de este tipo de títulos.

“Costa Rica es el sexto colocador de bonos verdes en Latinoamérica, lo cual muestra un potencial importante”, asegura Roberto Ballinez, director ejecutivo senior de Deuda Subnacional e Infraestructura de HR Ratings, calificadora con autorización de la organización internacional Climate Bonds Iniciative (CBI) para evaluar estos certificados de deuda.

Le invitamos a leer: Le invitamos a leer: BCIE emite bono verde para Centroamérica por 375 mdd

En abril de 2016, el Banco Nacional de Costa Rica (BNCR), la entidad bancaria más grande del país y la segunda de Centroamérica por activos, entró en el mercado con un bono sin garantía equivalente a 500 millones de dólares a un periodo de cinco años.

Brasil y Chile son los países más destacados en la emisión de bonos verdes.

Qué son los bonos verdes

Un bono verde es un instrumento de deuda que permite financiar proyectos para el cuidado del medioambiente, como son las energías renovables, transporte limpio y gestión sostenible del agua, por mencionar algunos.

“Los Bonos Verdes pueden ser emitidos por gobiernos, bancos multilaterales, bancos comerciales, entidades gubernamentales, empresas privadas e incluso las carteras de crédito enfocadas en proyectos verdes pueden fondearse a través de estos bonos”, explica la Bolsa Nacional de Valores de Costa Rica (BNV).

En agosto de 2019, la BNV presentó la primera emisión privada de bonos verdes en Costa Rica para financiar dos calderas de biomasa, las cuales evitarán que 15,000 toneladas de dióxido de carbono lleguen a la atmósfera.

Erick Brenes Mata, consultor e investigador independiente en sostenibilidad, participó en la estructuración de este bono y cree que los compromisos signados en materia ambiental han impulsado este tipo de financiamiento.

Le invitamos a leer: CAF emite bono verde en mercado europeo por 750 mde

El camino de Costa Rica

Costa Rica cuenta con el Plan Nacional de Descarbonización que compromete al país a tener cero emisiones netas en 2050.

“Estos bonos temáticos se están convirtiendo en una excelente herramienta para financiar la descarbonización de la economía”, comparte el experto, quien también analiza la fundación de un observatorio latinoamericano de finanzas sostenibles.

El desconocimiento de parte de los inversionistas institucionales, así como proponer cambios en la legislación para que no sólo las sociedades anónimas hagan uso de estos instrumentos, son los principales retos.

Le invitamos a leer: Bolsas centroamericanas están en busca de grandes proyectos