Por Bárbara Aucejo Devís

La realización personal o autorrealización de un perfil de alta dirección es algo que tarde o temprano llega a la mente de quienes alcanzan un cierto grado de responsabilidad a nivel profesional. Sobre todo, hablando de altos ejecutivos cuya empresa no fundaron, sino que desempeñan un cargo para el que figuran como empleado, siendo este un puesto de autoridad dentro de la organización.

Estos perfiles, por lo general, tienen deseos de explotar su conocimiento en varias áreas y tienen mucho qué decir a industrias, profesionales e incluso a emprendedores. Son personas para las que siempre hay nuevas metas por cumplir, quieren lograr más y trascender.

Retirarse de su faceta profesional suele suponer un dilema para ellos, están tan cómodos y tan acostumbrados a impactar a los demás con su actividad y aporte, que la autorrealización implica hacer realidad su propósito de vida ¿Te suena?

Le invitamos a leer: El Método Musk: Aprende de tus socios y luego continúa en solitario

La trascendencia

Las personas de este perfil ven normalmente tres formas de trascender. Veamos cuáles son:

  • Profesionales de alta dirección que siguen creciendo dentro de una organización, dando resultados, pero que al final se cansan y renuncian, tras haber invertido en algunos bienes o propiedades que les darán beneficios, fruto de rentas o inversiones en otros negocios.
  • Profesionales de alta dirección que emprenden su propio negocio, en el que vierten todo su conocimiento, liderazgo y experiencia de cómo funciona una empresa y cómo hacerla rentable; haciéndose con el equipo necesario para poder jubilarse teniendo un ingreso pasivo atractivo, sin tener que estar encima del negocio todo el tiempo.
  • Profesionales de alta dirección con gran liderazgo, que tienen una gran vocación de servicio y quieren dejar huella poniéndose a disposición de los demás. Son personas que quieren involucrarse en el crecimiento de otros, más allá de vivir bien económicamente, tanto ellos como su alrededor.

Le invitamos a leer: Las 3 características de la personalidad de un buen líder

Las 5 acciones

Si te identificas con los anteriores perfiles, querrás saber (o quizás compartas) las cinco acciones que generalmente coincide que emprenden estas personas:

1. Tienen una estrategia, un plan. Saben que es importante mostrar una identidad, una personalidad, para empezar a poner en práctica ciertas tácticas que atrapen a su audiencia con el mensaje que dan.

2. Algunos escriben un libro y, para ello, se dejan asesorar en cuanto a su storytelling, las ideas que plasmarán en el mismo, definir un estilo que empate con la imagen pública de sí mismo y que les ayudará a llegar a muchas otras personas.

3. Reconocen que necesitan el empuje necesario para pasar de las ideas a la acción. Aceptan su vulnerabilidad, miedos y dolores y buscan ayuda para tomar las riendas de su plan.

4. Reconocen que tienen empuje, pero no saben el itinerario necesario para lograr sus objetivos como marca personal, por tanto, se rodean de quien les indique el paso a paso y las herramientas para hacer realidad ese road map. Contratan ese acompañamiento para no quedarse estancados y dar pequeños pasos todos los días, evitando caer en la parálisis por análisis.

5. Ponen a disposición sus recursos para que se cumpla todo lo anterior.

Le invitamos a leer: Era postcoronavirus: difícil para el ejecutivo; alentador para emprender

Si estás leyendo esto y esto resuena dentro de ti, piensa en cuando tengas ochenta años y estés haciendo un balance de tu vida. ¿Qué decisiones quisieras que estén en ese relato? ¿qué elecciones conformarán tu vida?

Nuestras decisiones y elecciones actuales crean nuestro futuro, generan consecuencias; esa es la máxima prueba de que somos los artífices de nuestro destino y todos deberíamos aspirar a sentirnos realizados. Es tarea de cada uno desvelar cuál es el camino que le lleve a conseguir semejante propósito.

Al final, creo que todos deberíamos aspirar a que, quien se acerque a nosotros, no se aleje sin sentirse mejor persona y más feliz. Hagámonos continuamente esta pregunta: hasta ahora, ¿cuántas personas vieron mejorar su vida gracias a mi existencia?

Le invitamos a leer: Promesas de los Negocios 2020

Bárbara Aucejo Devís es Directora de Qué Bárbara, firma de imagen pública.
IG: @quebarbara.soy

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Centroamérica.