DW.- Las compañías aéreas europeas de bajo coste, ahogadas como las grandes aerolíneas por la crisis del covid-19 y las incertidumbres sobre su evolución, apuestan por precios irrisorios para atraer a los pasajeros.

Con las arcas vacías después de semanas de confinamiento y los cierres de fronteras que dejaron en tierra a sus flotas, las aerolíneas quieren que los pasajeros vuelvan lo antes posible y están desplegando una serie de medidas sanitarias para tranquilizarlos, con precios atractivos para atraer a los más reacios.

Desde junio, los aviones han vuelto tímidamente a los cielos europeos, con un tráfico más sólido en julio, gracias a las vacaciones de verano, que alcanzó su punto máximo en agosto y tendió a caer ligeramente en septiembre, según datos de Eurocontrol.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Para octubre, las nuevas previsiones de Eurocontrol son una caída del 57 por ciento. Según un estudio de la consultora de turismo ForwardKeys, los precios fueron un 15 por ciento más bajos en agosto que en la misma época del año pasado.

Sigue la información sobre la economía y los negocios en Forbes México

Los precios más bajos se registraron en las rutas entre Reino Unido y Grecia, con un -35% en comparación con 2019. Los vuelos desde el Reino Unido a Italia o España, desde Alemania a Grecia o Portugal, desde Francia a Grecia o desde Países Bajos a España vieron caer los precios en un 25 por ciento en comparación con el año pasado, señala Forward Keys.

United Airlines anunció este jueves que va a comenzar a ofrecer test rápidos del coronavirus a pasajeros de algunos vuelos entre San Francisco y Hawái, dentro de un programa piloto para tratar de reducir los periodos de cuarentena en destino.

Las pruebas, cuyo coste sufraga el pasajero, ofrecen resultados en aproximadamente 15 minutos, según explicó en un comunicado la compañía, que también ofrecerá a los pasajeros el envío por correo de otro tipo de pruebas que se pueden administrar a uno mismo en el hogar.

La aerolínea iniciará el programa el 15 de octubre y está colaborando con las autoridades hawaianas, que prevén dejar de requerir a todos los visitantes o residentes que regresan a casa someterse a dos semanas de cuarentena siempre que hayan dado negativo en una prueba en las 72 horas anteriores.