EFE.- El número de muertos a causa de la pandemia de la Covid-19 en Nicaragua subió a 151, mientras que la cantidad de casos confirmados se elevó 5.170, según el informe semanal divulgado este martes por el Ministerio de Salud.

Las autoridades registraron dos nuevos decesos por Covid-19 y 97 casos confirmados o probables por clínica en los últimos siete días, según el reporte oficial.

Sobre los decesos, el Ministerio de Salud indicó que, además de los dos muertos atribuibles a Covid-19, “se presentaron otros fallecimientos en personas que han estado en seguimiento, debido a tromboembolismo pulmonar, diabetes mellitus, infarto agudo de miocardio, crisis hipertensivas y neumonías bacterianas”, aunque no especificó ni la cantidad ni si los pacientes estaban diagnosticados con coronavirus.

Según el parte del Ministerio de Salud, desde el inicio de la pandemia hasta este martes han “atendido y dado seguimiento responsable y cuidadoso a 4.146 personas”, y que otras 94 que permanecían bajo una condición similar “han cumplido el periodo establecido”.

Además, reportó que un total de 3.898 pacientes se han recuperado.

Los datos del Ministerio de Salud mantuvieron el contraste con los del independiente Observatorio Ciudadano Covid-19, una red de médicos y voluntarios que da seguimiento a la pandemia, que reporta 2.735 fallecimientos por neumonía y otros síntomas relacionados con el nuevo coronavirus, así como 10.396 casos sospechosos.

Te recomendamos: Latinoamérica, la región más afectada por la COVID y lejos de controlarla

Números del Observatorio Ciudadano Covid-19

Los números del Observatorio Ciudadano Covid-19 son avalados por la Unidad Médica Nicaragüense y representantes de las asociaciones médicas de Nicaragua.

Nicaragua es uno de los pocos países de América que no ha establecido restricciones en medio de la pandemia, mientras que el Gobierno es criticado por promover eventos públicos y aglomeraciones.

El manejo de la pandemia por parte del presidente Daniel Ortega ha causado preocupación en las organizaciones dedicadas a la salud y los derechos humanos en la Organización de los Estados Americanos (OEA) y en la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

El presidente Ortega se ha declarado en contra de la campaña “Quédate en casa” porque, a su juicio, destruiría la economía local, que se ha contraído los dos últimos años y que es mayoritariamente informal. 

Te recomendamos: Crecimiento de las embotelladoras se mantiene ‘plano’ entre prohibiciones y Covid-19