Por Yannick del Ponte Bonilla*

El sector Fintech es un ecosistema muy complejo con consecuencias de alto impacto, ya que utilizan la tecnología para eficientar los procesos financieros persiguiendo la democratización de servicios financieros digitales que garanticen rendimientos y oportunidades justas para toda la población.

Después de meses de confinamiento es muy común escuchar que ahora todo gira alrededor de la pandemia que, sin duda, es una realidad. Esta crisis sanitaria marcará los próximos años y seguirá haciéndose presente en nuestros círculos de conversación a través del “¿Te acuerdas cuando…?” y nos daremos cuenta de que esas remembranzas no fueron hace tanto tiempo, aunque pareciera.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Ahora todos los caminos nos llevan a lo digital, uno de los grandes cambios que nos golpeó con fuerza. La teoría donde las tecnologías aparecían como herramientas frívolas queda en segundo plano, ante la coyuntura, la migración de los canales y la comunicación a lo digital determinaron la supervivencia de empresas, negocios y no sólo eso, nos ha mantenido a flote en las relaciones interpersonales al impulsar la digitalización total de varios rubros, entre ellos el de los servicios financieros. 

El crecimiento en LatAm.

Aunque todos sabemos que el panorama Fintech ha cambiado rápidamente en Latinoamérica, esto apenas es el comienzo. De acuerdo con al Informe 2020 Latam Fintech de KoreFusion, sólo en la región, el sector Fintech en los últimos años ha recibido inversiones por 8,000 millones de dólares, prioritariamente en los mercados de Brasil y México, principalmente para aquellas dedicadas a procesamiento de pagos, préstamos y bancos digitales. De acuerdo con este informe, existen más de 1075 Fintech en Brasil, México, Argentina, Colombia y Chile y, de acuerdo con el Fintech Radar 2020 elaborado por Finnovista, sólo en México hay 441 contabilizadas.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Este interés en el sector por parte de los inversionistas es generado por la necesidad de los consumidores de que su proveedor de servicios financieros cubra todas sus demandas rápidamente y si tanto papeleo; a la adopción del e-commerce y al ADN innovador de este sector que se vale de la tecnología para generar grandes cambios en pequeñas y ágiles estructuras.

Oportunidades y competencia.

Actualmente, se pueden señalar algunas enseñanzas que ha dejado la pandemia y de los cuales las Fintech sacarán provecho. El primero de ellos es el cashless society. eMarketer en su estudio “Latin America Ecommerce 2020” publicado en junio, estimó que 2.2 millones de mexicanos comprarían algo en línea por primera vez, lo que posicionaría a México como el país número uno de América Latina en crecimiento en ventas de e-commerce y ocuparía el sexto a nivel mundial.

Un ejemplo más se encuentra en el apartado de los créditos y de los préstamos online, este ya crecía notablemente en los años anteriores, pero el confinamiento de los últimos meses los ha puesto en tendencia ante la consolidación definitiva de estos productos, los cuales son utilizados para pequeños imprevistos de financiación personal.

Asimismo, aunque ya se venía hablando en la región desde hace varios años sobre la necesidad de planes robustos de alfabetización digital, ahora es un eje fundamental en todas las organizaciones de todos los tamaños, la capacitación constante de las audiencias internas y de los consumidores sobre la solicitud e implementación digital de los servicios y productos, es ya un elemento obligatorio.

Sigue la información de la pandemia de coronavirus y su impacto en la economía

Por último y uno de los más importantes para el sector, es el análisis de la data financiera de los consumidores y del mercado, ya que son la materia prima para realizar evaluaciones completas e identificar oportunidades de negocio y tendencias futuras que llevarán al diseño de nuevos productos financieros.

Sin duda, las Fintech, las cuales nacieron totalmente en un entorno digital, se encuentran en una etapa inmejorable para salir más que reforzadas y con grandes aprendizajes que las llevarán a ser el sector protagonista durante al menos los próximos 12 meses.

*Es CEO de ID Finance México

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Centroamérica.