EFE.- Aunque el continente americano supera ya las 570.000 muertes y los 17.26 millones de casos de COVID-19, 7.5 millones de ellos en EE.UU. y otros 5 millones en Brasil, el presidente Donald Trump ha descrito como una “bendición de Dios” el haber contraído la enfermedad.

Datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) indican que los casos globales de coronavirus se elevaron este miércoles a 35.5 millones, mientras que las víctimas mortales han llegado a 1.042 millones.

De este total, América reporta más de 570.000 muertes y unos 17.26 millones de contagios, con EE.UU. como el país más afectado del mundo al reportar 7.5 millones de casos y 211.000 fallecidos.

En tanto, los infectados en Latinoamérica rondan los 9.8 millones y los decesos son más de 356.000.

Trump se siente “genial”

Pese al impacto en su país, el presidente Trump describió como una “bendición de Dios” el haber contraído la enfermedad, al asegurar que eso ayudará a “curar” a otros estadounidenses.

Seis días después de dar positivo por coronavirus y menos de 48 horas después de salir del hospital, el mandatario regresó al epicentro del brote de Covid-19 que ya ha infectado a al menos nueve empleados de su Casa Blanca: la estrecha Ala Oeste, un apéndice de la residencia presidencial en cuyo extremo se encuentra el Despacho Oval.

El doctor de Trump, Sean Conley, aseguró que, este miércoles por la mañana, el presidente exclamó: “¡Me siento genial!”.

“Su examen físico y sus constantes vitales, incluidas la saturación de oxígeno (en sangre) y el ritmo respiratorio, están todas estables y en el rango normal. Ya lleva cuatro días sin fiebre, más de 24 horas sin síntomas, y no ha necesitado ni recibido oxígeno suplementario desde su hospitalización inicial”, dijo el galeno.

Te recomendamos: Los síntomas de COVID-19 en embarazadas pueden durar hasta dos meses

El mandatario aseguró que aprobará con carácter de urgencia el cóctel experimental de Regeneron que le administraron para tratarse de la Covid-19 y dijo que el Gobierno lo distribuirá gratuitamente.

Estados unidos no tan “genial”

Por contra, Estados Unidos sigue padeciendo a la Covid-19 y ya alcanzó la cifra de 7.53 millones de casos confirmados y los 211. 500 fallecidos, según el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

En Nueva York, que fue epicentro de la pandemia en EE.UU., la decisión de sus autoridades de cerrar los negocios no esenciales en las áreas donde se han registrado brotes de Covid-19 desató la indignación de la comunidad ultraortodoxa judía, con gran presencia en muchas de estas zonas y que organizó varias protestas en el barrio neoyorquino de Brooklyn.

Varias imágenes difundidas en las redes sociales muestran a un gran grupo de ultraortodoxos alrededor de una hoguera en el barrio de Borough Park en el distrito de Brooklyn, una de las nueve zonas postales en las que se impondrán a partir de este viernes las nuevas medidas restrictivas, que se suman al cierre de los colegios, decretado este lunes.

Mientras tanto en el estado de Florida, la cifra de fallecidos por Covid-19 desde el 1 de marzo superó los 15.000 (15.084) con las 137 muertes contabilizadas este miércoles, mientras los contagios se incrementaron en 2.582 hasta llegar a 722.707. 

Brasil supera los 5 millones de casos y el sur no mejora

Brasil registró en las últimas 24 horas 31.553 nuevos contagios por la Covid-19 y superó los 5 millones de infectados, mientras que, con 734 nuevos fallecidos, camina a las 150.000 muertes, informó este miércoles el Gobierno. 

Por su parte, en Perú, el séptimo país más afectado por la pandemia en el mundo, la Covid-19 también ha confirmado su impacto fatal en la población adulta mayor, ya que siete de cada diez personas fallecidas pertenecen a ese grupo de edad, según informó el presidente Martín Vizcarra.

El mandatario remarcó que de los 32.914 decesos que hasta el momento se han presentado en el país por la pandemia, “23.000 son adultos mayores”.

Por su parte, Paraguay completó siete meses desde que se registrara el primer positivo por Covid-19, con más de 45.000 contagios confirmados y un total de 966 muertes hasta la fecha y con las expectativas puestas en la reapertura de las fronteras con Brasil, un cierre que ha golpeado a la economía del país.

Asimismo, Chile sumó 1.131 nuevos casos y 20 nuevos muertos por la Covid-19, lo que eleva a 474.440 los infectados totales y 13.090 decesos desde principios de marzo y evidencia la estabilización de la pandemia en la mayor parte del país, con la excepción del sur, donde el rebrote se agudiza.

Y en Argentina, siete meses después del primer fallecimiento por coronavirus, las autoridades no consiguen bajar la curva de contagios, que ahora aumenta en el interior del país tras unos primeros meses en los que la capital fue el epicentro.

El Ministerio de Salud contabilizó hasta la fecha un total de 824.468 contagiados, de los cuales 21.827 fallecieron, lo que sitúa al país suramericano como el octavo del mundo con mayor número de contagios y el número trece en cuanto a la cantidad de muertes.

El transporte aéreo sigue reclamando pista


Este miércoles, el Consejo Internacional de Aeropuertos (CIA) y la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) solicitaron la eliminación de las cuarentenas a los pasajeros aéreos y se mostraron a favor de realizar pruebas sistemáticas de Covid-19 a los pasajeros, para reiniciar el transporte aéreo.

Las dos organizaciones señalaron que el cierre del sistema aéreo debido a las restricciones impuestas para evitar la propagación de Covid-19 “ha tenido un impacto catastrófico en el empleo” dado que alrededor de 4.8 millones de puestos de trabajo en el sector han desaparecido o están amenazados.

Te recomendamos: Miles de tiburones morirían para producir vacunas contra Covid-19