El coronavirus SARS-CoV-2, causante del Covid-19, puede permanecer hasta 28 días en pantallas táctiles de celulares, tabletas y cajeros automáticos, así como en billetes, de acuerdo con una nueva investigación.

Los científicos del Centro Australiano para la Preparación de Enfermedades, el principal laboratorio de bioseguridad del país, demostraron que el SARS-CoV-2 “sobrevive” durante 28 días en superficies lisas, como el vidrio, y los billetes de plástico a temperatura ambiente.

La cantidad de días contrasta con la permanencia de 17 días del virus de la gripe en esas mismas superficies, de acuerdo con el estudio publicado en la revista Virology Journal, destacado en una nota de la agencia Bloomberg.

La permanencia del virus se redujo a menos de un día a una temperatura de 40 grados Celsius, lo que aumenta la evidencia del riesgo para climas más fríos.

“Nuestros resultados muestran que el SARS-CoV-2 puede permanecer infeccioso en las superficies durante largos periodos de tiempo, lo que refuerza la necesidad de buenas prácticas como lavarse las manos con regularidad y limpiar las superficies”, dijo Debbie Eagles, subdirectora del centro, en un comunicado enviado por correo electrónico.

Para la investigación, los científicos colocaron el coronavirus en un moco artificial en diferentes superficies y luego volver a aislar el virus durante un mes.

El estudio, agregó Bloombrg, también se llevó a cabo en la oscuridad, ya que otros estuios han demostrado que la luz solar directa puede inactivar rápidamente el virus.

“Si bien aún no se ha determinado el papel preciso de la transmisión superficial, el grado de contacto superficial y la cantidad de virus necesaria para la infección, establecer cuánto tiempo permanece viable este virus en las superficies es fundamental para desarrollar estrategias de mitigación de riesgos en áreas de alto contacto”, resaltó Eagles.

Con los hallazgos, el equipo de investigación advirtió el riesgo de transmisión del coronavirus con dispositivos de pantalla táctil como superficies de alto contacto que pueden no limpiarse con regularidad, así como los billetes, dada su circulación.