EFE.- El exlegislador y ex ministro hondureño Yani Rosenthal, quien estuvo preso tres años en Estados Unidos condenado por lavado de dinero ligado al narcotráfico, lanzó este domingo su precandidatura a la Presidencia de Honduras para las elecciones primarias de 2021 por el opositor Partido Liberal.

“Hoy empieza un nuevo día en Honduras, gracias por acompañarme, por nunca dejarme solo, por iniciar una cruzada que muchos creían imposible”, dijo Rosenthal al aceptar la precandidatura durante un discurso difundido por varios medios de televisión y radio.

Rosenthal fue condenado en diciembre de 2017 en un tribunal federal de Nueva York a tres años de cárcel por blanqueo de dinero procedente del narcotráfico del cartel de Los Cachiros.

Te puede interesar: Honduras recorta al sector salud en plena pandemia: Icefi

El empresario, acusado junto a otros miembros de su poderosa familia, que incluye a su padre, el exvicepresidente y banquero Jaime Rolando Rosenthal, quien murió en enero de 2019, y su primo Yankel Rosenthal Coello, exministro de Inversiones, se declaró culpable el pasado 26 de julio.

El exdiputado dijo que su padre “siempre vivió en el empeño de lograr algo grande para este país, amó y sirvió al Partido Liberal toda su vida, amor que nos inculcó a sus hijos y nietos y que es una luz y guía para nosotros”.

Invitó a los hondureños a participar en lo que denominó “gran amanecer ciudadano y a despertar de esta noche larga y oscura en la que tienen sumido a nuestro país”.

Te puede interesar: EU acusa de lavado de dinero a exministro de Guatemala

“Te invito a una alianza para despertar conciencia, para mover almas para un movimiento, convertirnos en el cambio que el país quiere y demanda, te invito a crear el país que tu familia necesita”, enfatizó.

“HONDURAS NO VIVE UN BUEN MOMENTO”

El Consejo Nacional Electoral de Honduras convocó el 13 de septiembre oficialmente a las elecciones primarias que se celebrarán el 14 de marzo de 2021 para elegir a los candidatos para más de 3.000 cargos, entre ellos el de presidente, en medio de la pandemia del coronavirus.

Rosenthal dijo además que al regresar a su país ha visto que “Honduras no vive un buen momento, duele enfrentarlo y duele aún más reconocerlo, muchos hondureños atraviesan tiempos difíciles, muchos compatriotas se acuestan llenos de incertidumbre y desesperación”.

Honduras es un país “herido por la inseguridad y la violencia, es un país lacerado por la pobreza y la falta de oportunidades, vivimos angustiados, con miedo y desesperanza”, añadió.

La corrupción, un flagelo de vieja data en la nación centroamericana, es “el cáncer que tiene enferma de gravedad a Honduras, pervierte a quienes ostentan el poder, le roba la esperanza al pueblo, es un tumor que no se puede esperar que desaparezca o tratarlo suavemente”.

Yani Rosenthal anunció su precandidatura por el Partido Liberal, segunda fuerza política en el Parlamento, tres meses después de volver a Honduras tras cumplir su condena de tres años.

“He decidido aceptar la invitación que generosamente me brindan para marchar al frente de esta lucha. Una lucha que conseguirá, primeramente, la candidatura del Partido Liberal. Una lucha que conseguirá la Presidencia de la República”, enfatizó.

Los 14 partidos legalmente inscritos en Honduras tienen seis meses para la celebración de los comicios, en los que escogerán además los candidatos para un presidente, tres designados presidenciales (vicepresidentes), 298 alcaldes, 128 diputados e igual número de suplentes para el Parlamento hondureño.

Además, 20 candidatos e igual número de suplentes para el Parlamento Centroamericano (Parlacen) y 2.142 regidores municipales.