EFE.- El Gobierno francés va a completar su dispositivo de ayuda a la compra de vehículos limpios con una prima de 1.200 dólares por la adquisición de un coche eléctrico de segunda mano.

El secretario de Estado de Transportes, Jean-Baptiste Djebbari, en una entrevista este lunes al diario “Le Parisien” anunció que esa prima se concederá independientemente del nivel de recursos del comprador.

Djebbari destacó que el Ejecutivo va a dedicar una partida de 2.360 millones de dólares al “vehículo limpio” en su plan de recuperación para hacer frente a la crisis del coronavirus.

Te recomendamos: Unión Europea extiende sanciones contra Nicaragua

En la actualidad, la compra de un vehículo eléctrico nuevo tiene una bonificación de 8,262 dólares, que se reducirá a 7,082 dólares a partir de enero.

Dispositivo de primas

El secretario de Estado indicó que ha propuesto completarla con un microcrédito garantizado por el Estado para que las familias con menos recursos puedan completar las ayudas públicas.

Te recomendamos: Caterpillar apuesta por maquinaria autónoma para enfrentar a la pandemia

El dispositivo de primas ha dado un impulso a este nicho del mercado automovilístico, para el queel Ejecutivo ha fijado un objetivo de 100,000 unidades en 2020, que supondría duplicar la cifra del pasado año.

Por otro lado, Djebbari indicó que se va a acelerar el programa para el despliegue de puntos de recarga para vehículos eléctricos. Inicialmente el objetivo eran 100,000 para finales de 2022, pero ahora esa cifra se espera para cuando termine 2021.

Te recomendamos: Ventas totales de Antad se recuperan en septiembre con alza de 2.6%