EFE.- Guatemala reportó tres muertes por la COVID-19 y 111 casos positivos nuevos del coronavirus SARS-CoV-2 en las últimas 24 horas, además de haber realizado 856 pruebas, según la actualización de datos de la pandemia publicada este lunes por el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social. 

Con estos nuevos casos de contagios y decesos, el país centroamericano llegó a registrar un total de 3.387 muertes y 97.826 casos positivos acumulados, con una letalidad del 3.5 %, desde que el pasado 13 de marzo el Gobierno hiciera oficial el primer paciente contagiado y, dos días más tarde, el primer fallecido, correspondiente al segundo caso positivo. 

De acuerdo a la información actualizada en el tablero de situación del coronavirus de la cartera sanitaria, actualmente Guatemala tiene 7.423 casos activos y se estima que 87.016 pacientes se han recuperado, al considerar el despacho de Salud que bastan 21 días transcurridos desde la primera muestra para reponerse de la enfermedad. 

La tasa de mortalidad continuó este lunes como la reportada el domingo, con 20,1 decesos por cada 100.000 habitantes. 

Te recomendamos: Honduras pide a Guatemala frenar la basura arrastrada por el río Motagua

El departamento central de Guatemala, donde está la capital del país, concentra la mitad (el 51.4 %) de los fallecimientos y más de 50.000 contagios en total. 

La incidencia acumulada del coronavirus en el país centroamericano, además, aumentó a 580.3 casos por cada 100.000 personas. 

El Ministerio de Salud ha contabilizado un total de 363.714 pruebas acumuladas, con una proporcionalidad del 27.1 %, lo que significa un promedio de 1.511 hisopados al día, por debajo de la media del continente que asciende a 4.000 pruebas cada 24 horas, según diversos organismos internacionales. 

Guatemala a superado la parte más crítica

De acuerdo a las mismas autoridades guatemaltecas, para evitar eficientemente la expansión del virus es necesario procesar al menos 5.000 pruebas diarias.

Desde el pasado 27 de julio Guatemala implementó la “reapertura” de negocios y el pasado 1 de octubre el confinamiento terminó definitivamente con el fin del toque de queda (iniciado el 22 de marzo) y la apertura de bares, cines, gimnasios y deporte amateur. 

El presidente guatemalteco, Alejandro Giammattei, sin embargo, aseguró el jueves que no habrá un nuevo confinamiento por la COVID-19 debido a que la economía del país “no soportaría un segundo cierre”.

Giammattei informó a la población en un comunicado de prensa que Guatemala ha “superado la parte más crítica de esta pandemia” pero debe prepararse para una segunda ola de casos.

Te recomendamos: 29% de los migrantes de Guatemala tiene como destino México