EFE.- Un barco procedente de Turquía que trae dos hospitales más de los siete comprados por Honduras a una empresa de ese país ante la emergencia por la pandemia de a COVID-19 llegó este domingo al Caribe del país centroamericano.

La embarcación M7V Emma Eta 11/0800 atracó hacia las 09.00 horas locales (15.00 GMT) en Puerto Cortés, en el Caribe del país, indicó la Empresa Nacional Portuaria de Honduras en un comunicado.

Los dos nuevos hospitales móviles son parte de siete que compró Inversiones Estratégica de Honduras (Invest-H), cuyo exdirector ejecutivo Marco Bográn está siendo investigado por presunta corrupción en la adquisición.

Los dos nosocomios serán instalados en Choluteca y Santa Rosa de Copán, en el sur y occidente de Honduras, respectivamente.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

El atraque del barco durará “aproximadamente 1 hora y media” y la descarga de los hospitales móviles “alrededor de 10 horas”, añadió la Empresa Portuaria, a la que está restringido el acceso por protocolos de bioseguridad ante el coronavirus SARS-CoV-2.

Los primeros dos hospitales móviles llegaron a Honduras el pasado 10 de julio, pero hasta ahora no están en funcionamiento en Tegucigalpa y San Pedro Sula, las dos principales ciudades del país, que acumula más de 83.000 contagios y más de 2.500 fallecidos.

Organismos de sociedad civil han denunciado que en la compra de los hospitales móviles, cuyo coste ronda los 48 millones de dólares, hubo sobrevaloración.

El exdirector ejecutivo de Invest-H ha rechazado las denuncias de presunta corrupción en la compra de los hospitales y el jueves un juez le dictó el jueves auto de formal procesamiento con medidas sustitutivas a la prisión por el delito de malversación de caudales públicos.

Bográn y el exadministrador de Invest-H, Alex Moraes son acusados por el Ministerio Público del delito de malversación de caudales públicos al haber pagado más de 100.000 lempiras (unos 4.000 dólares) por el alojamiento de cuatro empleados de la institución que hicieron cuarentena luego de realizar una gira de trabajo.

El juez también decidió dictar medidas sustitutivas a Bográn, quien renunció al cargo a finales de junio por recomendación de la Mesa Multisectorial de la pandemia, por el delito de violación a los deberes de los funcionarios al otorgar un contrato de supervisión de una obra por 1,2 millón de lempiras (48.780 dólares) a su tío Napoleón Bográn.

El Ministerio Público reiteró que existen 22 líneas de investigación en la compra de emergencia durante la pandemia de COVID-19, y aseguró que continuará presentando requerimientos fiscales al contar con los elementos probatorios y la información solicitada a través de asistencia jurídica internacional a Estados Unidos, Guatemala, Panamá y Turquía. 

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado