EFE.- Las autoridades migratorias de República Dominicana se reunieron este lunes con sus homólogas de Haití con el propósito de iniciar conversaciones para solucionar los problemas que genera la migración indocumentada de haitianos y el contrabando de mercancías.

El director general de Migración de República Dominicana, Enrique García, dio a conocer que el encuentro que sostuvo con su par haitiano, Joseph Cianciulli, procura la búsqueda de un proceso de colaboración que resulte en la firma de acuerdos bilaterales para corregir la migración ilegal, aplicando la Ley General de Migración y regular el comercio en la frontera entre ambas naciones.

“Hace tiempo estamos elaborando un protocolo sanitario para crear las condiciones que nos permitan reanudar el intercambio comercial en la frontera para dinamizar la economía, paralizada por la pandemia de la Covid-19 que le ha dado duro al país”, precisó el funcionario dominicano a través de un documento de prensa.

Para ello -consideró García- las autoridades de ambos países deben trabajar unidas y mancomunar esfuerzos para buscar soluciones a toda la problemática de la frontera, mediante la firma de acuerdos que garanticen el cumplimiento de las leyes migratorias.

Durante el encuentro, Cianciulli reconoció los problemas que la migración indocumentada de su país genera a la República Dominicana y mostró su disposición a firmar acuerdos bilaterales para “facilitar información que ayude a combatir los ilícitos en la zona, proteger la frontera y facilitar el trabajo”.

Haití es socio comercial de República Dominicana

Cianciulli aseguró, de acuerdo a la información, que Haití “está listo” para reiniciar el intercambio comercial con la República Dominicana a través de los mercados binacionales después de que la reapertura del mercado de Dajabón (noroeste), pautada para el jueves pasado, fuera pospuesta por decisión de las autoridades haitianas.

Te recomendamos: Impactos del cambio climático y las migraciones

El intercambio comercial se interrumpió en marzo a causa del cierre de fronteras decretado de uno y otro lado ante la pandemia y las autoridades de ambos países acordaron recientemente reactivar la actividad de forma paulatina y tomando la medidas de seguridad para evitar la propagación del coronavirus.

Haití es el segundo socio comercial de República Dominicana, que acoge a miles de haitianos en condiciones migratorias irregulares.

Por otra parte, García informó que las autoridades dominicanas iniciaron la Operación Bayahonda para reforzar la vigilancia en las provincias fronterizas, desde Pedernales hasta Dajabón, para detectar ilícitos en la zona, fundamentalmente el trasiego de indocumentados.

Esa operación -dijo- involucra a tres brigadas de infantería, así como los batallones de cazadores y equipos elite del Ejército de República Dominicana (ERD).

La operación se inició el 8 de octubre y se mantendrá hasta el 29 de noviembre próximo, cuando se hará una pausa “para pasar balance, evaluar sus resultados y reiniciar las operaciones en enero del próximo año 2021”.

Te recomendamos: Migraciones aumentarán para 2050 por cambio climático: Banco Central