EFE.- Las principales bolsas europeas han cerrado hoy con descensos, arrastradas por la evolución de la epidemia de coronavirus y por la decisión de la compañía estadounidense Johnson & Johnson de paralizar los ensayos de su vacuna contra la covid-19 tras enfermar uno de los pacientes que participa en ellos.

En una sesión en la que se ha impuesto el pesimismo, Madrid ha bajado un 1,09 %; Fráncfort, un 0,91 %; Milán, un 0,81 %; París, un 0,64 %; y Londres, un 0,53 %.

Previamente, en Asia, con Hong Kong cerrado por la llegada de un tifón, Tokio ha subido un 0,18 % y Seúl se ha dejado un 0,02 %.

En Wall Street, el Dow Jones ha abierto con un descenso del 0,25 %, tendencia que mantiene ahora.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Según Sergio Ávila, de IG, los inversores de las bolsas europeas habían depositado muchas esperanzas en el desarrollo de una vacuna contra el coronavirus.

“Sin embargo, este es otro aviso de que es muy complicado contar con una vacuna tan rápidamente como las farmacéuticas y los gobiernos de muchos países han tratado de hacer ver a la población”, apunta.

Johnson & Johnson es la segunda empresa, después de Astrazeneca, que paraliza sus ensayos por problemas de salud detectados en alguna de las personas que participan en los ensayos.

A la decisión de la compañía farmacéutica se une, como factor negativo, la expansión de la epidemia, ya que los casos aumentan en Europa y China ha informado de un nuevo brote.

También ha pesado en el ánimo de las bolsas europeas la fuerte caída de la confianza de los inversores en Alemania.

El índice que elabora el Centro para la Investigación Económica Europea (ZEW) ha pasado de 77,4 puntos en septiembre a 21,3 puntos en octubre.

En el otro platillo de la balanza, destacan como noticias positivas los resultados de dos grandes bancos estadounidenses, JP Morgan y Citigroup, que han sido mejores de lo esperado.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Además, el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha mejorado sus previsiones sobre la economía mundial.  Ahora espera una contracción del 4,4 % en 2020, ocho décimas menos que en junio.

Con estos datos sobre la mesa, los inversores siguen pendientes de la posibilidad de que se aprueben nuevos estímulos en EEUU y de la campaña para las elecciones presidenciales estadounidenses.

En el mercado petrolero, los precios suben por los buenos datos macroeconómicos en China, el principal consumidor de crudo, y tras mantener la OPEP sus previsiones de demanda para este año y el próximo.

El Brent, el petróleo de referencia en Europa, sube un 1,7 % y ronda los 42,4 dólares por barril, mientras el West Texas Intermediate (WTI), referente en EEUU, gana un 2 % y supera los 40 dólares por barril.

El precio del oro, uno de los activos refugio en tiempos de incertidumbre, se desinfla y roza los 1.892 dólares por onza.

El euro pierde fuelle por los malos datos de confianza en Alemania y se cambia a 1,174 dólares.