EFE.- En menos de ocho días, el candidato demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, volvió este martes a Florida para dirigirse ahora a los jubilados, a quienes aseguró que el “único adulto mayor” por el que el presidente de EE.UU., Donald Trump se preocupa, es por él mismo. “Trump nunca se ha centrado en lo que importa, nunca se ha centrado en ustedes (…). No solo no ha estado dispuesto a hacer el trabajo, no creo que le importe mucho”, manifestó Biden en el sur de Florida.

En sendos discursos en las ciudades de Pembroke Pines y Miramar, el demócrata abundó sobre su programa sanitario, el plan para bajar los costos de las medicinas de prescripción y el “caos” de Trump para detener la COVID-19, que ha dejado más de 215.000 muertos en Estados Unidos. “Su manejo de esta pandemia ha sido errático, como toda su presidencia”, indicó Biden.

Hablando ante un reducido público, en contraste con los multitudinarios mítines de Trump, donde el uso de tapabocas y distanciamiento social han sido casi nulos, Biden se mostró indignado con el “extraño” comportamiento del republicano. Señaló que se estima que sólo el uso de mascarillas salvaría unas 100.000 vidas en los próximos meses.

Te puede interesar:Biden aventaja por 12 puntos a Trump: encuesta ABC News-Washington Post

Lamentó que el presidente haya dicho que el coronavirus “prácticamente no afecta a nadie”, solo a “personas mayores …”, con “problemas cardíacos y de otro tipo”. “Estaba hablando de ustedes (…), de su familia. Ustedes son prescindibles, son prácticamente nadie… así es como los ve”, dijo.

Criticó además el cambio de opinión del republicano sobre el próximo paquete de estímulo para afrontar la pandemia: “Un día está tuiteando que el paquete de ayuda es demasiado grande, al día siguiente es demasiado pequeño”.

APOYO A BIDEN CRECE COMO ESTEROIDES

 Minutos antes del evento de Pembroke Pine, Mitchell Berger, de 64 años, señaló en el evento que el “mal manejo del coronavirus” por parte de Trump ha hecho crecer “con esteroides” el apoyo a Biden entre la comunidad de los mayores en el “estado del sol”. “Biden tiene una afinidad natural con las personas mayores”, subrayó Berger sobre el demócrata de 77 años, quien fuera el vicepresidente de Barack Obama (2009-2017).

Después de dirigirse el pasado 5 de octubre en Miami a la comunidad cubana, que ha mostrado una gran inclinación por Trump, y a la haitiana, que simpatiza con Kamala Harris, de padre jamaiquino y su fórmula a la Vicepresidencia, Biden busca ahora mejorar su desempeño con el llamado “voto gris”.

 A tres semanas de la elección presidencial, el demócrata mantiene apenas una muy leve ventaja sobre Trump en Florida, el segundo estado con más personas mayores en proporción a su población y uno de los más reñidos del país.

Lee también Greta Thunberg pide votar por Biden en elecciones de Estados Unidos

El voto de los mayores es decisivo en Florida, según AARP, una organización sin ánimo de lucro con más de 38 millones de socios y dedicada a los mayores de 50 años, que recordó que fueron el 60 % de los votantes del estado en los comicios de 2016. SEGURO SOCIAL EN RIESGO Biden, por otra parte, acusó a Trump de querer “terminar” el impuesto que financia la Seguridad Social y su propósito de derogar en la Corte Suprema de EE.UU. la Ley de Cuidado de Salud Asequible (ACA), aprobada bajo el Gobierno Obama-Biden. Lamentó que eso “eliminaría la capacidad de las personas mayores de obtener los servicios