Por Nohelis Ruiz Arvelo

Una de las aclaratorias que hago en mis conferencias y clases de networking, es sobre uno de los significados que tiene esta actividad, más allá de trabajar nuestra red de contactos; y que, además, determina la forma de relacionarnos que ha surgido en estos últimos años, gracias a la tecnología. En este sentido, me refiero a networking como: “Cualquier espacio/tiempo donde nos relacionamos con otros” y digo otros, y no personas, porque nos estamos relacionando con, la tecnología, gracias a la tecnología y a través la tecnología.  Desde hace un tiempo con infinidad de máquinas, chatbots, robots, y la inteligencia artificial, que hace seguimiento de nuestros movimientos, de nuestros hábitos y nuestras relaciones, entre otros.

Es evidente que la tectología juega un rol primordial en el desarrollo de relaciones y transacciones en el plano virtual, y el 2020 nos ha demostrado que es vital para este nuevo mundo que estamos creando; saber relacionarnos. Si bien es cierto que contamos con nuestros dispositivos electrónicos, existe infinidad de propuestas, aplicaciones, plataformas, comunidades y nodos, grupos que nos acerca y conectan de formas bastante humanas, amigables y hasta divertidas que tienen un impacto positivo en los usuarios.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Miles de eventos han sido suspendidos este año, y otros tantos irán desapareciendo, pero también es verdad, que aquellos que contaban ya con herramientas tecnológicas para conectar usuarios y agendar reuniones de negocios, en estos grandes eventos, ferias, exposiciones; han podido beneficiarse de esta situación global gracias a las aplicaciones, plataformas y la experiencia que adquirieron durante años como organizadores de estos grades encuentros; que además, resultaban estupendos para conectar y desarrollar nuestras redes de contactos profesionales y de negocios.

En el mercado la oferta es amplia, variada, y dependerá de nuestros intereses. Más allá de las redes sociales, encontramos desde plataformas de audio o video llamadas, programas de software para conversar en línea gracias a chatbots, mensajería instantánea, otras herramientas que ya utilizaban muchas empresas para unirse a reuniones, según los proyectos en los que estuviesen trabajando, las de video conferencias, son las preferidas por todos, sobre todo para clases, webinars y conferencias online.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Una de las claves para obtener excelentes resultados en estos momentos con las herramientas tecnológicas disponibles, es que logremos crear una estrategia. Una vez sabiendo donde estamos y hacia donde nos dirigimos (definición de objetivo), es mucho más sencillo que unamos los diferentes puntos, para que luego podamos seleccionar los eventos adecuados y pasar a la acción de forma eficiente y efectiva (ver imagen 1).

Imagen 1: Proceso creación estrategia. Nohelis Ruiz Arvelo

Este tipo de eventos de Networking, congresos, exposiciones y ferias son el escenario ideal para proyectarnos, gracias al intercambio de ideas, conocer profesionales de nuestro sector o especialidad, referentes, actualizarnos a nivel profesional, intercambiar información y buenas prácticas, gracias a que las empresas utilizan estos eventos para lanzar, testear o presentar sus productos y servicios más novedosos, por ello mientras nos reactivamos en lo físico, es necesario mantenernos activos y continuar desarrollando nuestras redes con los recursos virtuales y tecnológicos  disponibles.

Claves para el neworking virtual:

  • Conviértete en persona accesible y activa en las redes sociales, los perfiles cerrados no benefician, interactuar con dos o tres personas en las redes sociales, sólo cuando te quedas sin clientes o sin trabajo, no es nada estratégico. El networking no es un Plan B, no debe ser nuestra única opción. Mantenerse activos y con los datos de contactos visibles es parte de la estrategia,
  • Desarrollar habilidades relacionales, conversación, empatía, curiosidad, escucha, etc.
  • Potenciar y proyectar la presencia digital, actualiza los perfiles, interactúa y comparte información
  • Retoma tus contactos dormidos, reactiva, fortalece y mima a tu red actual, recuerda que el gran tesoro, son los contactos de tus contactos, por ello comienza por quienes ya están en tu red y refréscala dale vida, mímala
  • Seguir a referentes e interactuar con ellos en las redes profesionales, más allá de leer el contenido de sus publicaciones, se trata de comentarlos, compartirlas y generar reflexiones
  • Adaptabilidad a entornos internacionales, la colaboración remota, la colaboración per se
  • En los eventos virtuales será necesario mantener el video encendido, es la forma más optima de conectar con el resto de asistentes y que identifiquemos nombres y caras
  • Interactuar, responder y hacer preguntas a organizadores, moderadores y ponentes
  • La cordialidad, el respeto por el otro y el leguaje adecuado, sabiendo las fronteras se han difuminado
  • Una vez terminado el evento, has seguimiento de las personas que has conocido y comienza a trabajar la relación para generar confianza en el largo plazo
  • Convertirte en anfitrión y organiza tus propios eventos, crear una comunidad virtual, con intereses reales, recuerda que los mejores anfitriones, se rodean siempre de los mejores invitados
  • Para cada proyecto y personal o profesional, tener presente el tipo de contactos que necesitar conocer
  • Antes de unirte a eventos virtuales, identifica las personas que más te interesa conocer, y comienza desde el minuto cero a conectar
  • Encuentra un “Padrino Digital” evita conectar con personas directamente y a puerta fría, si tu misión es vender o pedirle trabajo, o presentar tus productos y servicios. Lo ideal es que encuentres a algún contacto que tengas en común y pedirle el favor de conectarte y presentar virtualmente con esa persona que te interesa tener en tu red.

Por último recordarte que el neworking es un proceso a largo plazo y que necesitamos poner en juego pequeñas y grandes acciones para mantenernos en la mente de los demás.

*Estratega, formadora y conferencista experta en networking, posicionamiento personal y singularidad.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Centroamérica.