EFE.– El Banco de Guatemala (central) publicó este martes una revisión al crecimiento estimado del PIB para 2020 y pronosticó una caída menor a la prevista en junio pasado, al prever que será de 1,5 por ciento en lugar de 2,5 por ciento, como se adelantó a mitad del presente año.

La entidad financiera guatemalteca advirtió que la estimación menos negativa se debe al alza de la actividad en sectores como el de agricultura y ganadería, manufactura, comercio y enseñanza, respecto de la última revisión, en junio pasado.

El estudio del banco identificó que, en el peor de los escenarios, la caída del PIB en Guatemala sería del 2.5 por ciento, mientras que en el mejor de los casos el declive sería del 0.5 por ciento.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

En junio pasado, en cambio, el Banco de Guatemala consideraba que en el escenario más conservador el PIB caería un 1,5 por ciento y en el menos alentador el desplome alcanzaría el 3,5 por ciento.

Además, adelantó que para 2021 el crecimiento sería del 3,5 por ciento, 5 décimas más que las estimadas hace tres meses.

En cuanto a la inflación, el Banco indicó que las proyecciones se mantienen en el 3 por ciento para 2020 y en el 4,5 por ciento para el próximo año.

En relación a las remesas familiares, la entidad agregó que se prevé un crecimiento del 3,5 por ciento, aún lejos del 13,1 por ciento visto en 2019; pero en 2021 se espera que alcance un 10 por ciento de aumento, según la proyección moderada.

Según el Banco de Guatemala, los mejores resultados para la economía nacional provienen de “los estímulos monetarios y fiscales implementados, así como de la adecuada gestión de la pandemia, buscando un equilibrio entre la contención de la propagación de la COVID-19, sin afectar en demasía la recuperación económica”.

Desde el pasado 27 de julio, Guatemala implementó la “reapertura” de negocios y el pasado 1 de octubre el confinamiento terminó definitivamente con el fin del toque de queda (iniciado el 22 de marzo) y la apertura de bares, cines, gimnasios, parques y deporte amateur.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Tras seis meses de haber contabilizado el primer paciente contagiado (el 13 de marzo pasado), el país centroamericano llegó a 98.380 casos positivos acumulados y 3.410 personas fallecidas, con una letalidad ocasionada por el coronavirus del 3,5 por ciento.