Por Alfredo Ascención

Las protestas en Costa Rica comenzaron el pasado 30 de septiembre con bloqueos de vías que se han mantenido por casi 15 días sin que se vea una pronta solución.

El 17 de de octubre se convocó a una mesa multisectorial sobre acuerdos sobre la estabilidad fiscal. 

Las protestas fueron convocadas por el grupo “Movimiento Rescate Nacional”, encabezado por el excandidato presidencial José Miguel Corrales y el ex diputado Célimo Guido, que exigían el retiro de la propuesta con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la renuncia del equipo económico del Gobierno. 

Desde el inicio de las protestas, las autoridades han contabilizado 114 policías heridos, la mayoría con lesiones leves.

Asimismo, 141 personas han sido detenidas acusadas por delitos como obstrucción de vías o resistencia a la autoridad, de acuerdo con datos oficiales. Hasta el 13 de octubre permanecían bloqueados 7 puntos de carreteras, casi todos en el sur del país, incluida la frontera con Panamá, lo que mantiene interrumpido el tránsito de carga internacional.

Forbes Centroamérica te presentamos cinco puntos para entender la situación que está viviendo la nación centroamericana:

Propuesta para negociar con el FMI 

El pasado 17 de septiembre, el Gobierno presentó a la opinión pública una propuesta para negociar con el FMI un acuerdo por 1,750 millones de dólares (mdd) para estabilizar las finanzas del país, que incluía aumento de impuestos y venta de algunos activos estatales. 

La propuesta, presentada el 17 de septiembre, contemplaba una serie de impuestos temporales, incluyendo un gravamen de 0.3% sobre las transacciones financieras en los primeros dos años de vigencia del acuerdo y de 0.2% en los dos años siguientes. Incluía también impuestos temporales a las ganancias de grandes cooperativas, a la renta, a la propiedad de bienes inmuebles y al envío de remesas al exterior, todos por cuatro años. 

Te recomendamos: Policías encubiertos en protestas eleva tensión en Costa Rica

Movimiento Rescate Nacional

La manifestación fue convocada por el Movimiento Rescate Nacional, dirigido por el exdiputado Célimo Guido y el excandidato presidencial José Miguel Corrales, el cual tiene apoyo de otros grupos sociales y sindicales como la Asociación Nacional de Empleados (ANEP).

El secretario general de la ANEP, Albino Vargas, responsabilizó de la violencia al presidente del país, Carlos Alvarado.

El excandidato presidencial José Miguel Corrales, hasta entonces líder de las manifestaciones, se retiró al denunciar que las protestas estaban penetradas por grupos delictivos.

Diálogo con manifestantes 

El anuncio del presidente Carlos Alvarado, del 4 de octubre, a dar marchas atrás y no continuar con la polémica propuesta suponía un acercamiento con los manifestantes, sin emabrgo, no fue así . Alvarado se ha reunido con diferentes representantes de gremios de trabajadores y empresarios, pero no con el Movimiento Rescate Nacional, al que le exige poner fin a los bloqueos para poder sentarse a conversar. 

La agrupación, por su parte, puso una serie de condiciones para dialogar y levantar los bloqueos. La principal era que el presidente se comprometiera por escrito a no acudir al FMI en lo que resta su mandato. Asimismo, se pidió que no contemple la venta de activos estatales ni aumento de impuestos. El 17 se tiene planeado que se realice la mesa de diálogo.

Te recomendamos:  Costa Rica se abre al diálogo en medio de tensión con manifestantes

Policías se enfrentan a manifestantes 

Un grupo de manifestantes y la Fuerza Pública de Costa Rica se enfrentaron el  pasado 12 de octubre en las inmediaciones de la Casa Presidencial. Los manifestantes lanzaron piedras, palos y trozos de concreto a los policías, quienes respondieron con gases lacrimógenos.

Desde que comenzaron las protestas, el pasado 30 de marzo, se presentaron enfrentamientos de la Policía con manifestantes en las provincias de Guanacaste (oeste), Limón (Caribe) y Puntarenas (Pacífico), en donde habían bloqueos de carreteras.

Partidos piden cambiar rumbo de acuerdo

Partidos de oposición en Costa Rica pidieron, el 4 de octubre, al Gobierno cambiar de rumbo sobre una eventual negociación con el FMI por 1,750 mdd, y exigieron abrir el diálogo con los manifestantes que se oponen a esa iniciativa y que por quinto día consecutivo están bloqueando carreteras. 

El Partido Liberación Nacional (PLN) emitió un pronunciamiento en el que exige al Gobierno “la apertura al diálogo con todos los sectores sociales públicos y privados” y que “lidere como corresponde la búsqueda de acuerdos ante la crisis de violencia y desesperanza que experimenta Costa Rica”.

El PLN expresó su rechazo a la propuesta de negociación con el FMI presentada por el Ejecutivo a la opinión pública el pasado 17 de septiembre, la cual incluye subida de impuestos y venta de activos estatales.

Por su parte, la bancada legislativa del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), exigió al Gobierno “liderar con diálogo sincero y efectivo un acuerdo que ponga fin a las manifestaciones y violencia que ha vivido el país en los últimos días”.

Te recomendamos: Francia pone bajo toque de queda a París y otras ocho ciudades por Covid-19

Con información de agencias