EFE.- El Gobierno de Costa Rica denunció este jueves a los líderes del llamado Movimiento Rescate Nacional, a quienes acusa de varios delitos que habrían cometido durante las protestas que desde el 30 de septiembre llevan a cabo en contra de un eventual acuerdo financiero con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El Ejecutivo informó en un comunicado que solicitó al Ministerio Público investigar a los líderes del movimiento por los presuntos delitos de asociación ilícita, instigación pública, obstrucción de vía pública, entorpecimiento de servicios públicos, motín, atentado, incendio o explosión.

“La acusación recae ante la atribución de los denunciados como representantes de diversos sectores para incitar a la ciudadanía a bloquear calles. Los hechos provocaron que manifestantes obstruyeran puertos, calles y vías principales de las rutas más importantes del país, ocasionando entorpecimiento de servicios públicos y desencadenando actos violentos y vandálicos”, señala el comunicado oficial.

La denuncia fue firmada por el ministro de la Presidencia, Marcelo Prieto; el de Seguridad Pública, Michael Soto, y la de Justicia y Paz, Fiorella Salazar.

“Los acusados incidieron en los bloqueos y la violencia, al punto de que han validado actos de amotinamiento, atentado contra funcionarios públicos por medio de ataques con objetos contundentes y hasta incendios provocados con el fin de atentar con la integridad de cuerpos policiales para que estos no cumplan con su función de resguardar el libre tránsito y la protección de la ciudadanía”, agrega la denuncia.

Movimiento Rescate Nacional

El Movimiento Rescate Nacional era liderado por el exdiputado y excandidato presidencial José Miguel Corrales, quien el pasado 8 de octubre se retiró de las protestas al denunciar que habían sido infiltradas por narcotraficantes que causaron hechos violentos.

Te recomendamos: Cinco puntos para entender las protestas en Costa Rica

Desde entonces quedaron a cargo del grupo el exdiputado Célimo Guido y otros dirigentes, quienes continuaron con las protestas, aunque ya debilitadas por la salida de Corrales.

Durante las dos semanas de protestas ocurrieron hechos de violencia como enfrentamientos entre la Policía y manifestantes a la hora de que las autoridades intentaban levantar bloqueos.

En estas protestas han resultado heridos más de 100 policías y un número no cuantificado de manifestantes, y han habido más de 100 detenidos.

En los hechos violentos han sido quemados con bombas molotov al menos tres vehículos policiales y otros han resultado con daños debido al lanzamiento de piedras y palos.

Este jueves no hay bloqueos de carretera luego de que el Gobierno llegara a acuerdos con manifestantes del sur del país, mientras que la Policía levantara otros, según la información oficial.

El presidente Carlos Alvarado retiró la propuesta

La Fiscalía notificó este jueves a los dirigentes del “Movimiento Rescate Nacional” sobre otra denuncia presentada por un ciudadano por el delito de instigación pública, y sobre la cual deberán presentarse a declarar en los próximos días.

Las protestas se originaron en rechazo a un eventual acuerdo financiero con el FMI por 1.750 millones de dólares, que incluía la venta de algunos activos y una subida de impuestos.

El 4 de octubre, ante la falta de apoyo político, el presidente Carlos Alvarado retiró de la discusión interna la propuesta que tenía pensado plantear al FMI, pero de todos modos las protestas continuaron.

El Movimiento Rescate Nacional exige al Gobierno una mesa bilateral de diálogo, no vender activos, no subir impuestos y no acudir al FMI en lo que resta de su Administración.

Te recomendamos: Con este plan, Costa Rica detiene los casos y muertes por Covid-19