EFE.- El Ministerio de Cultura y Deportes de Guatemala declaró este jueves como Patrimonio Cultural de la Nación al acervo documental del Archivo Histórico de la Policía Nacional (AHPN), vital en los procesos de justicia, verdad y memoria del país, que vivió una guerra civil entre 1960 y 1996.

Según el Acuerdo Ministerial 934-2020 de la cartera de Cultura y Deportes guatemalteca, rectora del Archivo General de Centroamérica y, por ende, de los documentos de la extinta Policía Nacional (1882-1997), el patrimonio documental en cuestión es “de alto valor moral para la memoria histórica de la sociedad guatemalteca”.

La declaración, firmada por el ministro de Cultura, Felipe Aguilar, el pasado 7 de octubre y que entró en vigor este mismo jueves, establece que el Archivo General de Centroamérica, como unidad administrativa de la dirección general del Patrimonio Cultural y Natural, “deberá velar porque la documentación que compone dicho fondo documental cumpla con las normas de conservación y resguardo que se requiere”.

Además, definió que la dirección de Patrimonio Cultural y Natural, adscrita al viceministerio de Patrimonio Cultural y Natural del Ministerio de Cultura, por medio de sus direcciones y departamentos técnicos “deberá dictar las medidas de protección, defensa, investigación y conservación que requiera el bien inmueble”.

RESCATE DEL ARCHIVO

La resolución de la cartera de Cultura “no es una mala noticia”, dijo a Efe quien fuera de 2005 a 2017 miembro de la coordinación y responsable de las relaciones institucionales del AHPN, Alberto Fuentes Rosales.

“Lo importante del asunto es que el Ministerio de Cultura implemente los acuerdos y mandatos ordenados por la Corte Suprema de Justicia para preservar, proteger, custodiar, investigar y dar acceso a los documentos del archivo y le dé la continuidad a la intervención archivística”, subrayó Rosales.

En marzo pasado, la Corte Suprema otorgó un amparo definitivo a la Procuraduría de los Derechos Humanos y otras organizaciones de la sociedad civil para que el Ministerio de Cultura garantizara la protección y funcionamiento del AHPN, luego de que el Ministerio de Gobernación (Interior) pretendiera intervenir el edificio donde se encuentra instalado el archivo y al acervo en sí mismo.

El portavoz del Ministerio de Cultura, Eddy Coronado, mencionó a Efe que la declaración del acervo del AHPN como Patrimonio Cultural de la Nación “es una respuesta” a la resolución de la Corte.

Pero Rosales enfatizó que, “si se queda como declaración de buena voluntad, no sirve casi de nada. Sirve en la medida que el Ministerio de Cultura se comprometa a cumplir con la resolución que emitió la Corte, es decir regresar al Archivo a su situación anterior, con personal calificado para trabajarlo y continuar con su preservación digital y acceso para la sociedad guatemalteca”.

MEMORIA DESCUBIERTA EN 2005

En julio de 2019, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo admitió que el AHPN había pasado a control total del Ministerio de Cultura, luego de más de 14 años de apoyo administrativo, lo que ocasionó una crisis institucional del Archivo Histórico y la incertidumbre en su funcionamiento y financiación.

El AHPN fue descubierto por la Procuraduría de los Derechos Humanos en julio de 2005, mientras su personal hacía una inspección en el edificio de un hospital policial a medio construir abandonado en la década de 1980, donde halló más de 80 millones de documentos amontonados unos sobre otros, con plagas y en estado de claro deterioro.

De ese total de documentos, en su mayoría administrativos, unos 60 millones correspondían al período histórico de la entidad armada, fundada en 1882 y que sufrió una transformación en 1997, tras la firma de la paz, cuando pasó a llamarse Policía Nacional Civil.

DOCUMENTOS SOBRE EL CONFLICTO ARMADO

Los documentos policiales habían sido requeridos al Estado reiteradamente sin éxito por la Comisión del Esclarecimiento Histórico en su investigación sobre las violaciones a los derechos humanos durante el conflicto armado, que duró 36 años (1960-1996) y que dejó 200.000 víctimas y 45.000 desaparecidos, en un 93 por ciento a causa del Ejército y grupos paramilitares.

Tras 14 años de existencia, el AHPN rescató, limpió, ordenó, archivó y digitalizó más de 25 millones de documentos, correspondientes al período priorizado por la entidad: 1975-1985, los años más álgidos del conflicto armado en el país centroamericano, para uso de investigadores, periodistas, la Procuraduría de DD.HH. y el Ministerio Público (Fiscalía) en procesos penales.